Compartir

Cómo quitar la tos a un niño

Cómo quitar la tos a un niño

Son muchas las causas que le pueden producir tos a un niño, desde una gripe o resfriado, pasando por una infección respiratoria, alergia o cuadro asmático. Independientemente de la condición subyacente, la tos es siempre un mecanismo de defensa que nuestro organismo utiliza para mantener las vías respiratorias despejadas y libres de cuerpos extraños, de allí que se presenten cuando los virus, bacterias o alérgenos nos invaden.

En un principio esta condición facilita a nuestro cuerpo la eliminación de virus y bacterias, pero también se trata de una situación incómoda que puede dificultar la respiración, la realización de actividades cotidianas y el descanso. No se recomienda medicar al pequeño sin una previa revisión pediátrica, sin embargo es posible tener en cuenta algunas soluciones caseras que alivien las molestias y favorezcan una pronta recuperación. En unComo.com te explicamos cómo quitar la tos a un niño y hacer que se sienta mejor lo antes posible.

También te puede interesar: Cómo quitar la tos nerviosa

¿Qué tipo de tos tiene el niño?

No todas las toses son iguales, por lo tanto los tratamientos no pueden ser los mismos. Por esta razón lo primero que debemos hacer para quitar la tos a un niño es determinar si la misma es productiva o improductiva.

Tos productiva o con flema

Es el tipo de tos en el que hay expectoración, es decir flema y mucosidad. El niño puede expulsar flema cuando tose o se puede escuchar la presencia de la misma en la zona de los pulmones. Suele venir acompañada de mucosidad nasal y congestión en esta zona.

Tos seca o no productiva

Aquella tos en la que no hay ningún tipo de flema que expulsar. Debemos distinguir este tipo de la falsa tos seca, aquella en la que hay flema pero el niño, en lugar de expulsarla, se la traga.

Tos crónica o aguda

Engloba cualquier tipo de tos que se haya prolongado durante más de 3 semanas. Requiere de atención y revisión médica pues podría tratarse de un problema respiratorio mayor.

Cómo quitar la tos a un niño - ¿Qué tipo de tos tiene el niño?

Recomendaciones generales para quitar la tos a un niño

  • Mantener al pequeño muy bien hidratado, esto permitirá suavizar las molestias en la garganta, reducir la irritación y ayudar a eliminar la mucosidad en caso de que la haya.
  • Si el niño tiene más de 1 año es recomendable que duerma ligeramente incorporado, con almohadas que le permitan estar parcialmente sentado. Durante la noche la tos empeora y esta medida lo ayudará a dormir mejor.
  • Un humidificador puede ayudar también a reducir la sequedad de garganta y hacer que el pequeño se sienta mejor. Instálalo en su habitación cerca de su cama.
  • Conviene además ventilar adecuadamente la habitación para evitar la concentración de alérgenos, virus y bacterias.

Remedios para la tos seca o no productiva

Si el pequeño no expulsa flema ni mucosidad, algunos remedios caseros pueden ayudar a eliminar las molestias y garantizar su bienestar:

Chocolate negro caliente

De seguro que este remedio le encantará a tu niño, pero además es muy efectivo. El chocolate negro cuenta con una buena cantidad de teobromina, un componente que favorece el alivio de la tos persistente, si además lo consume en una bebida caliente se sentirá mucho más aliviado de las molestias. Con tan solo 56 gramos diarios pueden obtenerse buenos resultados, especialmente si se combina con otros remedios.

Limonada tibia con miel

El limón contiene un excelente aporte de vitamina C, imprescindible para garantizar un sistema inmune fuerte y saludable. Al mismo tiempo la miel es un excelente antibiótico natural y un buen hidratante para la garganta, ambos ingredientes juntos aportan grandes beneficios al organismo, ayudando a eliminar la tos. Prepara una taza de limonada con agua tibia y añade una cucharada de miel, puede tomarse 3 veces al día.

Leche y miel

Si la limonada es demasiado fuerte para el pequeño, entonces la combinación de leche tibia y miel es ideal, aportando excelentes beneficios para reducir la tos y garantizar el bienestar. Basta con medio vaso de leche tibia con una cucharada de miel 3 veces al día.

Cómo quitar la tos a un niño - Remedios para la tos seca o no productiva

Remedios para la tos con flema o la tos seca falsa

Cuando hay expectoración, es decir flema y mucosidad, lo más importante es aplicar remedios que ayuden a reducirla y eliminarla, disminuyendo también los espasmos y las molestias. Algunas buenas soluciones son:

Un baño caliente

Un buen baño caliente en el que haya mucho pero mucho vapor es una de las formas más simples de eliminar la flema y favorecer la salida de la mucosidad, pues la ablanda facilitando su expulsión. Si en casa hay bañera puedes añadir unas hojas de eucalipto o tomillo para favorecer la expectoración.

Limonada tibia con miel

Esta es una solución eficaz para quitar la tos a un niño ya sea seca o con flema. Prepara una limonada con agua tibia y añade una cucharada de miel, el niño debe tomar esta bebida 3 veces al día para favorecer su recuperación.

Sopa de pollo

La sopa de pollo es uno de los mejores remedios para el resfriado y la tos y no es casualidad. Resulta que este plato contienen propiedades como el hierro, el zinc y múltiples vitaminas que no solo favorecen el fortalecimiento del sistema inmune sino que además ayudan a expulsar la flema y mejorar el estado de salud general. Si a tu pequeño no le gusta puedes licuarla y hacer una crema para que se la coma con mayor facilidad.

Cucharada de miel

Directo y efectivo, las propiedades antibacterianas e hidratantes de la miel ayudan a luchar contra virus y bacterias al tiempo que suavizan la garganta, además se trata de una opción expectorante que contribuye a expulsar la flema. Se recomienda dar una cucharada de miel 4 veces al día para mejorar la tos productiva.

Infusiones aliadas

Si tu pequeño no pone problemas, puedes darle infusiones de tomillo, de eucalipto o té con limón y miel, preferiblemente 3 tazas al día para garantizar una mejoría.

Cómo quitar la tos a un niño - Remedios para la tos con flema o la tos seca falsa

¿Cuándo visitar al pediatra?

No hay que salir corriendo al pediatra ante el primer amago de tos, de hecho es recomendable que el cuerpo intente por sí mismo eliminar el agente extraño que genera las molestias. Sin embargo existen casos en los que es necesaria una consulta médica, por ejemplo:

  • Si el niño es menor de 1 año.
  • Cuando hay dificultad para respirar.
  • Si hay otros síntomas como fiebre, dolor de cabeza, vómitos, etc.
  • Cuando la flema expulsada es muy verde o tiene rastros de sangre.
  • Si el niño no quiere comer y pierde peso rápidamente.
  • Cuando la tos persiste durante más de 10 días.
Cómo quitar la tos a un niño - ¿Cuándo visitar al pediatra?

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo quitar la tos a un niño, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo quitar la tos a un niño

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Lidia garcia
Hola buenos días muy bueno todos los remedio casero pero hay uno muy bueno ..... es elvir una taza de leche con una. Cebolla dentro y una estilla de canela ..como es niño se enfría y seleda a tomar

Cómo quitar la tos a un niño
1 de 5
Cómo quitar la tos a un niño

Volver arriba