Compartir

Cómo prevenir la varicela en adultos

Cómo prevenir la varicela en adultos

La varicela es una enfermedad viral y altamente contagiosa que resulta muy común en la infancia. Esta condición es producida por el virus de la varicela zóster, ocasionando síntomas como una fiebre leve seguida de la aparición de ampollas llenas de un líquido amarillento, una vez que las mismas se secan pueden dar paso a nuevas ampollas. El problema principal de esta condición es que las ampollas aparecen por todo el cuerpo, incluyendo la zona genital, lo que ocasiona comezón y gran incomodidad en el paciente.

Aunque en la niñez es una enfermedad mayoritariamente leve e inofensiva, cuando el virus afecta a los adultos pueden presentarse importantes complicaciones, por ello lo mejor es tomar las previsiones para evitar su contagio y garantizar el bienestar. En este artículo de unComo.com te explicamos cómo prevenir la varicela en adultos y cuáles son las posibles consecuencias de su contagio.

También te puede interesar: Cómo son los síntomas de la varicela

Complicaciones de la varicela en adultos

Cuando el virus de la varicela zóster infecta a los niños suele causar síntomas leves que, aunque pueden resultar ligeramente molestos para el pequeño, no son de gravedad. Es durante la infancia, a partir del año de edad y aproximadamente hasta los 10 años, cuando se presentan la mayor parte de los casos, que transcurren sin complicaciones.

Sin embargo pueden presentarse importantes complicaciones cuando esta enfermedad afecta a los adultos, a personas que cuentan con un sistema inmune debilitado producto de enfermedades como el cáncer o el VIH, de trasplantes de órganos o por tratamiento con inmunosupresores. Adicionalmente las mujeres embarazadas corren un gran riesgo si contraen esta patología durante la gestación.

Las complicaciones de la varicela en adultos abarcan:

  • Infecciones bacterianas en la piel debido al rascado de las ampollas.
  • Neumonía y bronconeumonía.
  • Encefalitis, es decir inflamación en el cerebro.
  • Infecciones en los huesos, las articulaciones o el torrente sanguíneo.
  • Si una mujer embarazada contrae esta condición, especialmente en el primer y segundo trimestre, corre el riesgo de que el bebé presente diversas malformaciones congénitas o que se produzca un aborto espontáneo. Si el contagio se produce en el tercer trimestre los riesgos de complicaciones son mínimos.

Debido a que esta condición puede repercutir seriamente en nuestra salud cuando nos afecta en la adultez, la recomendación es tomar las medidas preventivas para evitar al máximo su contagio.

Vacuna contra la varicela, la mejor prevención

La forma más segura y efectiva de prevenir la varicela en adultos y también en niños es la vacunación. La vacuna de la varicela para adultos se suele administrar en 2 dosis que se inyectan aproximadamente con 2 meses de diferencia, la primera dosis garantiza una protección de entre 70 y 90%, mientras que la recibir la segunda dosis la inmunidad aumenta a 98%.

En algunos casos las personas vacunadas pueden contraer igualmente el virus, sin embargo el mismo se presentará de forma muy leve y sin complicaciones. En la actualidad los bebés de entre 12 y 15 meses reciben esta vacuna, la cual será reforzada nuevamente entre los 4 y los 6 años. Aunque esta es la mejor forma de prevenir la varicela en adultos y niños, la vacunación está contraindicada para:

  • Mujeres embarazadas, por ello se recomienda realizar un examen para determinar la inmunidad a este virus antes de quedar en estado. Existe la opción de inyectar globulina inmune para reducir el riesgo de contagio durante esta importante etapa.
  • Personas con un sistema inmune comprometido.
  • Quienes pueden tener alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna.
Cómo prevenir la varicela en adultos - Vacuna contra la varicela, la mejor prevención

Otras sugerencias para prevenir el contagio

La varicela es una condición altamente contagiosa que puede trasmitirse 1 o 2 días antes de la aparición de las primeras ampollas y seguir siendo contagiosa hasta que las mismas se sequen, esto hace que la enfermedad pueda propagarse rápidamente. Para evitar la infección es básico mantenerse alejado de cualquier persona que tenga el virus hasta que las ampollas cicatricen por completo, lo que puede demorar de 10 días a varias semanas, dependiendo del caso.

Si la persona infectada se encuentra en casa se recomienda:

  • Consultar a tu médico acerca de la posibilidad de consumir antivirales para reducir el riesgo de infección. Este tipo de medicación puede ayudar a tu sistema inmune a luchar contra la varicela zóster y a reducir la intensidad de los síntomas en caso de que te contagies. Esta opción solo se recomienda si no se cuenta o un sistema inmune débil y, en el caso de las mujeres, cuando no hay un embarazo.
  • Colocarle una mascarilla al paciente y usar tú también una mascarilla, lo que reduce el contagio. Del mismo modo es conveniente que la persona con varicela tenga las uñas muy cortas para evitar rascarse y que el virus se quede en esta zona, facilitando su propagación.
  • El virus de la varicela puede sobrevivir fuera del cuerpo durante algunas horas, por eso es fundamental lavarte las manos con frecuencia, frotándolas durante al menos 30 segundos. Además se recomienda mantener la casa desinfectada, especialmente los espacios en los que se encuentra la persona enferma así como las áreas comunes más sensibles como la cocina, el baño, el comedor, etc. El vinagre blanco es un excelente limpiador natural que puede contribuir a esta tarea.
  • Las sábanas, piyamas y toallas deben ser de uso exclusivo y lavarse con frecuencia en ciclos superiores a los 60 ºC con el fin de eliminar los rastros del virus. No compartir ningún objeto personal con la persona infectada, esto incluye cubiertos, platos, vasos, toallas, peines, ropa, entre otros.
  • Al entrar en contacto directo con alguien que tiene varicela lava enseguida tus manos, evitando al máximo tocar tus ojos o boca. El virus puede penetrar a tu cuerpo a través de estas mucosas, contagiándote.
Cómo prevenir la varicela en adultos - Otras sugerencias para prevenir el contagio

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo prevenir la varicela en adultos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo prevenir la varicela en adultos

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Milagros Torres.
Excelente la informaciön.
Su valoración:
gerson caicedo
cuando tenia 20 años medio lechina y horita que tengo 47 años medio de nuevo esa enfermeda seda de nuevo

Cómo prevenir la varicela en adultos
1 de 3
Cómo prevenir la varicela en adultos

Volver arriba