Compartir

Cómo prevenir la poliomielitis

Por Eva López. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo prevenir la poliomielitis
Imagen: saludcronica.com

La poliomielitis, más popularemente conocida como polio, es una enfermedad de carácter vírica que afecta, sobre todo, a los niños menores de cinco años. Alrededor del 95% de los casos infectados por el poliovirus son asintomáticos, hecho que dificulta su identificación y favorece su contagio entre la población. Si el virus alcanza el sistema nervioso, puede producir una parálisis, cuya extensión varía en función del caso. Aunque fue erradicada durante los años 80, todavía hoy quedan algunos países con un porcentaje importante de infectados por este virus. Si quieres saber cómo prevenir la poliomielitis, sigue leyendo este artículo de unComo.

También te puede interesar: Cómo prevenir el rotavirus
Pasos a seguir:
1

Existen tres grandes tipos de polio, la poliomielitis subclínica, la no paralítica y la paralítica. En función de la forma en la que se manifieste el virus, y las complicaciones que presente, se seguirá un tratamiento u otro. Sin embargo, todavía no se ha desarrollado una cura que elimine por completo el virus, se tratan los síntomas o enfermedades derivadas, como la meningitis. Por el momento, el mejor tratamiento es la prevención.

2

Existe una vacuna que prepara al sistema inmunitario para identificar y eliminar el poliovirus en caso de entrar en contacto con nuestro organismo. Dicha vacuna es obligatoria si queremos prevenir a los más pequeños del contagio de la enfermedad. Actualmente, se administra por vía oral, es decir, introduciendo unas gotas en la boca del niño. Se conoce esta vacuna bajo los nombres de OPV o Sabin, por su creador, Albert Sabin.

Cómo prevenir la poliomielitis - Paso 2
Imagen: msnbcmedia.com
3

Para que la vacuna sea efectiva, debe repetirse cada ciertos meses. La primera de ellas debe realizarse a los dos meses de vida del bebé, a los cuatro meses la segunda, entre los seis y el primer año la tercera y, finalmente, se proporciona una vacuna de refuerzo entre los cuatro y los seis años del niño. En el caso de los niños que no han sido vacunados siguiendo estas pausas, será el médico quien especifique el número de vacunas y el intervalo de tiempo entre una y otra.

4

Además de la vacuna Sabin, existe la llamada vacuna Salk, desarrollada por Jonas Salk. Se administra por vía intravenosa y solo se proporciona en aquellos países que no se encuentran en riesgo de contagio. Se ha demostrado científicamente que la vacuna Sabin es más efectiva que la Salk porque proporciona una inmunización de por vida.

5

La poliomielitis se transmite por contacto, de las heces de una persona infectada con la saliva de una sana, a través de las manos. Por ello, otro método de prevención es mantener la higiene del niño, haciendo especial hincapié en las manos, controlando su contacto con otros niños y evitando el abono orgánico humano para los cultivos en caso de disponer de alguno.

6

En el caso de los adultos, se suelen administrar tres vacunas. Después de la primera vacuna, la segunda se deberá poner pasados uno o dos meses. La tercera, cuando hayan transcurrido entre seis y doce meses tras la segunda vacuna.

7

Vacunar a los niños contra la poliomielitis si se encuentra en un país en riesgo de contagio o se va a realizar un viaje a uno de ellos es obligatorio para prevenir la enfermedad.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo prevenir la poliomielitis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Escribir comentario sobre Cómo prevenir la poliomielitis

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
laura
me parecio muy buena la consulta

Cómo prevenir la poliomielitis
Imagen: saludcronica.com
Imagen: msnbcmedia.com
1 de 2
Cómo prevenir la poliomielitis

Volver arriba