Compartir

Cómo practicar la meditación frente al mar

Por Mercedes García Serrano. Actualizado: 20 enero 2017
Cómo practicar la meditación frente al mar
Imagen: proyectoesteinstante.blogspot.com

El lugar ideal para meditar y relajarse: el mar. Por ser un entorno natural, su olor, su sonido, su tranquilidad, es un escenario muy utilizado con esta finalidad. Muchas personas meditan frente al mar obteniendo grandes beneficios para su salud, además de mantener una alegría constante. Si quieres saber cómo lograrlo, en unComo.com te explicamos cómo practicar la meditación frente al mar.

También te puede interesar: Cómo hacer meditación zen
Pasos a seguir:
1

Para practicar la meditación frente al mar, lo primero es ir previstos de ropa muy cómoda y flexible. Ideal para que no pases ni calor ni frío durante el ejercicio de la meditación. Se recomienda llevar una manta o algo que aisle del frío o del calor de la arena, ya que ésta puede ser molesta.

2

Intenta ir a primera hora de la mañana, a la salida del sol, o al anochecer. Son los momentos en los que la meditación provoca una mayor efecto, y mucho más si se practica en una zona natural en la que se recibe directamente la energía de las mareas y del sol.

3

Busca una zona tranquila en la que no haya mucha gente, con la única finalidad de que no te distraigan los ruidos. Lo mejor es solo escuchar el ruido natural del entorno.

4

Es aconsejable situarse cerca de la orilla para practicar la meditación frente al mar, pero evitar en todo momento mojarse.

5

Coloca la manta y túmbate sobre ella. Lleva alguna almohada para tener la cabeza un poco alzada y estar cómodo. Túmbate, quítate los zapatos y si puedes, siente la arena de la playa.

6

Cierra los ojos, estira las piernas abiertas a la altura de las caderas. Sitúa los brazos con las manos mirando hacia arriba paralelos al cuerpo. Relájate, relaja todos los músculos de tu cuerpo lo máximo que puedas, hasta no sentirlos.

7

No pienses en nada, solo escucha los ruidos del mar, de las olas, de los pájaros. Siente el olor a sal, el olor a la arena mojada. Déjate llevar por todas esas sensaciones y por nada más.

8

Quédate en ese estado unos minutos, hasta que tu cuerpo lo aguante. Luego, lentamente, reincorpórate. Hazlo poco a poco, moviendo lentamente los pies y las manos y de aquí, pasa a mover el resto del cuerpo.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo practicar la meditación frente al mar, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Consejos
  • Si puedes, practícalo cada día.
  • Pon la mente en blanco.

Escribir comentario sobre Cómo practicar la meditación frente al mar

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo practicar la meditación frente al mar
Imagen: proyectoesteinstante.blogspot.com
Cómo practicar la meditación frente al mar

Volver arriba