Compartir

Cómo mejorar el tránsito intestinal lento

 
Por Isbel Delgado. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo mejorar el tránsito intestinal lento

Cuando los alimentos se descomponen en el intestino los nutrientes, vitaminas y minerales que contienen pasan a formar parte de nuestro organismo. Pero cuando el tránsito intestinal presenta problemas, no es posible asimilar adecuadamente estos componentes, generado también otros síntomas asociados como malestar estomacal, pesadez, fatiga, náuseas y dificultad para evacuar.

La buena noticia es que -salvo algunos casos de gravedad- estos síntomas pueden aliviarse con la puesta en práctica de hábitos saludables que reactiven el trabajo de los intestinos. Si sufres de este trastorno o quieres evitarlo y deseas saber cómo mejorar el tránsito intestinal lento, no puedes perderte este artículo de unCOMO.com en el que compartimos varios consejos para tratar y prevenir esta afección.

También te puede interesar: Cómo mejorar la digestión lenta
Pasos a seguir:
1

No existe una sola causa para el tránsito intestinal lento. Sin embargo, hay una combinación de factores que pueden desencadenarlo, como la reacción al consumo de algunos medicamentos, una inadecuada ingesta de fibras en la dieta regular (bien sea por exceso o por déficit), la falta de hidratación, el sedentarismo y malos hábitos alimenticios que incluyen el consumo de grasas saturadas, alimentos procesados y azúcar refinado.

2

Dado que el tránsito intestinal lento está muy vinculado con la alimentación, es allí donde deben hacerse los primeros cambios para notar una mejoría. Por ello se recomienda la inclusión de alimentos ricos en fibra, un carbohidrato que al no poder ser digerido por el organismo, pasa directamente por el estómago y los intestinos, haciendo un efecto de "escoba" que ayuda a que el desplazamiento de las heces sea más rápido.

Algunos de los alimentos que contienen fibra son:

  • Avena
  • Frijoles
  • Vegetales de hoja verde
  • Trigo integral
  • Cáscaras de frutas
  • Frutos secos
  • Cereales, pastas y panes integrales

Aunque es importante no excederse con el consumo de fibra ya que podría terminar haciendo el efecto contrario, agudizando el lento tránsito intestinal y además impidiendo la absorción adecuada de nutrientes en los alimentos.

Los lácteos con probióticos también ayudan a regular la actividad intestinal lenta, ya que se trata de productos con bacterias vivas y beneficiosas que ayudan a eliminar las bacterias patógenas que entorpecen el proceso digestivo y ayudan a restablecer la flora intestinal, facilitando la desintoxicación del organismo.

En este otro artículo de unComo te descubrimos algunos de los alimentos que favorecen el tránsito intestinal.

Cómo mejorar el tránsito intestinal lento - Paso 2
3

Las porciones de comida y la velocidad a la que las consumimos también pueden mejorar el tránsito intestinal lento. Comer en pequeñas porciones y de manera pausada facilitará el proceso digestivo, influyendo en el trabajo de los intestinos. Masticar varias veces los alimentos antes de tragarlos también ayuda, porque aligera su proceso de descomposición y evita la sobrecarga de la actividad estomacal.

4

La hidratación adecuada también puede mejorar la actividad intestinal. Es importante tomar de 1 a 2 litros de agua al día no sólo para mejorar los procesos digestivos y favorecer un tránsito más rápido de las heces, sino también para aportarle al organismo los fluidos que necesita para llevar a cabo sus funciones vitales.

5

También hay remedios caseros que pueden ayudar a mejorar el tránsito intestinal lento. La mayoría de ellos contienen aloe vera o sábila, conocida, entre otras, por sus propiedades depurativas, ya que uno de sus componentes activos llamado aloína actúa como un estimulante de los movimientos intestinales, favoreciendo la evacuación.

  • Para prepararlo, solo hace falta extraer la pulpa de la sábila y licuarla con 1/2 litro de agua o zumo de frutas cítricas (limón, toronja o naranja). El líquido resultante debe mantenerse refrigerado y sacarse solo al momento de consumirlo, y deben ser dos onzas al día, preferiblemente en ayunas.
  • También existen cápsulas de aloe vera para el consumo diario de quienes no desean tomar la pulpa directamente. Sólo debes asegurarte de que su componente principal sea extracto de sábila.

En unCOMO te descubrimos todos los beneficios del aloe vera para la salud.

Cómo mejorar el tránsito intestinal lento - Paso 5
6

Otro ingrediente muy fácil de conseguir y efectivo para el tránsito lento es la semilla de lino. Su alto contenido de fibra soluble (mucílagos) interviene en el proceso digestivo, ayudando no solo a mejorar la función intestinal, sino a acelerar el proceso de desintoxicación del organismo. Existen varias maneras de utilizar las semillas de lino, aquí explicamos dos:

  • Puedes agregar las semillas a tus comidas regulares, especialmente a tus zumos y ensaladas. También pueden ser el complemento de tu desayuno si las consumes con yogur griego o con la leche que acompaña tu cereal.
  • Si no tienes inconveniente en consumirlas solas, puedes dejar una cucharada de semillas de lino macerando toda la noche con una taza de agua mineral. Del líquido resultante tomarás una cucharada diaria en ayunas.

En este otro artículo te contamos cómo tomar semilla de lino para el estreñimiento.

7

Por último, aunque no menos importante, está la actividad física. Pareciera que no hay conexión entre el entrenamiento regular y una digestión y evacuación adecuada, pero lo hay, dado que mantenerse por largos períodos de tiempo acostado o sentado impide el correcto funcionamiento de los intestinos, haciendo más lento su trabajo.

Por ello, es necesario dedicar al menos 30 minutos diarios a la actividad física. La manera más sencilla de iniciarse es caminando, se puede comenzar por distancias cortas hasta alcanzar la media hora de marcha diaria. También se pueden hacer ejercicios en casa o involucrase en alguna práctica deportiva. Lo importante es moverse.

Cómo mejorar el tránsito intestinal lento - Paso 7
8

Si tu tránsito intestinal lento ya ha mejorado o quieres evitarlo, hay algunos hábitos que debes incorporar para no repetirlo o padecerlo:

  • Disminuir o eliminar el consumo de café, té y cigarrillo.
  • Aumentar el consumo de uvas y ciruelas, ya que estimulan la actividad intestinal, favoreciendo la evacuación regular.
  • Construir el hábito de ir al baño diariamente. Para muchas personas se trata de una actividad engorrosa que incluso tratan de evitar, ignorando que se trata de una función elemental del organismo para que pueda eliminar los desechos y toxinas acumulados, por lo tanto hay que acostumbrarse a hacerlo con regularidad.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo mejorar el tránsito intestinal lento, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo mejorar el tránsito intestinal lento

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo mejorar el tránsito intestinal lento
1 de 4
Cómo mejorar el tránsito intestinal lento

Volver arriba