Compartir

Cómo limpiar los oídos a un bebé

 
Por Carla Martínez Dantí. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo limpiar los oídos a un bebé

Hoy, en este artículo, hablamos de una de las partes más sensibles de un bebé: los oídos. A medida que nos vamos haciendo mayores nuestros oídos requieren un cuidado rutinario, no obstante, en el caso de los recién nacidos, la limpieza deberá ser superficial, dado que difícilmente tendrá mucha suciedad acumulada en sus pequeñas orejas. Asimismo, el cerumen que producen en el oído es una sustancia que les protege, por lo que olvídate de limpiarle las orejas con un bastoncillo de algodón. En unCOMO queremos darte los mejores consejos sobre el cuidado de los recién nacidos, por ello, en el siguiente artículo te explicamos cómo limpiar los oídos a un bebé. Descubre el mejor método de limpieza para asegurarte de que tu pequeño está perfectamente aseado. ¡Toma nota!

También te puede interesar: Cómo cuidar los genitales de mi bebé
Pasos a seguir:
1

¿Sabías que la cera que producen los oídos tiene la función de protegernos de elementos externos como el polvo? Pues ahora, ¡ya lo sabes! Que tu bebé tenga un poco de cera en el oído, una sustancia pegajosa amarillenta, no es malo. Así que no te obsesiones por limpiarlo rutinariamente.

2

Si decides limpiar la cera del oído de tu pequeño, jamás lo hagas con bastoncillos para adultos u otros objetos alargados (horquillas, palillos... quedan totalmente prohibidos, pues además son punzantes), ya que con ellos podrías llegar a provocar un efecto contrario al de limpieza: introducirás y esparcirás el cerumen dentro del oído del bebé, lo que puede generar un tapón de cera que dificulte su audición. Asimismo, este tipo de objetos podrían dañar el aparato auditivo del bebé, por ejemplo, haciéndole daño en el tímpano si introduces el bastoncillo en exceso y, accidentalmente, el pequeño mueve su cabecita de manera inesperada.

Cómo limpiar los oídos a un bebé - Paso 2
3

Si deseas limpiar bien los oídos de tu bebé lo más recomendable es hacerlo con una toallita o un paño húmedo. Si el cerumen se encuentra en la entrada del oído con la toallita será mucho más sencillo poder retirarla. Piensa que solo debes limpiar aquellas partes que logres alcanzar, pues la limpieza debe ser superficial. Haz siempre movimientos hacia fuera para sacara la cera: de dentro, hacia afuera.

4

La limpieza externa del oído puede hacerse con un poco de agua enjabonada y un paño humedecido. Recuerda que solo asearemos el pabellón auricular, sin tocar la cera de la parte interna del oído para no dañarlo. Puedes realizar este proceso de limpieza exterior durante el baño del bebé, te será mucho más sencillo.

Cómo limpiar los oídos a un bebé - Paso 4
5

Si durante el baño le cae agua en el oído del oído, por ejemplo al lavarle la cabeza, procura que no se introduzca en el interior de su oído. Para evitarlo, ladea su cabeza una vez para cada lado y después, sécale el pabellón auricular suavemente con una toalla de algodón. Todo, en conjunto, favorecerá a la limpieza exterior del oído del pequeño. Si observas que ha quedado algo de agua en la entrada del oído interno, actúa igual que si tuviera cera: no insistas, dado que es una de las zonas más delicadas de la oreja. La acumulación de agua será eliminada por las pilosidades que hay en el oído interno.

6

Habíamos destacado que no es recomendable el uso de bastoncillos de algodón para la limpieza de cera en el interior del oído del bebé. No obstante, puedes usar bastoncillos especiales para bebés en la parte exterior de la oreja, ya que son más gruesos y es difícil introducirlos más de la cuenta, lo mismo sucede con el pañito húmedo envuelto en nuestro dedo. Para ambos métodos la técnica será la misma:

  • Sujeta bien la cabeza del bebé.
  • Ladéala con cuidado.
  • Pasa el bastoncillo de algodón o el paño húmedo por el pabellón auditivo, es decir, siguiendo la forma de la oreja por su parte exterior.
  • Recuerda realizar el movimiento de dentro hacia afuera.
7

Si observas que la consistencia del cerumen de tu bebé ha cambiado, pasando de ser fina y de color amarillo claro a ser más espesa y de un color anaranjado oscuro, no dudes en acudir directamente al pediatra para que intente retirar la cera y observe si el pequeño sufre algún problema en el oído. Piensa que el cambio de consistencia y color de la cera puede disminuir la capacidad auditiva del bebé, pues se podría haber generado un tapón que le impidiera oír con claridad. Asimismo, si observas que a tu bebé le duele el oído también deberás acudir al pediatra cuanto antes. Sea como sea, si observas un empeoramiento, la solución será acudir al pediatra.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar los oídos a un bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo limpiar los oídos a un bebé

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo limpiar los oídos a un bebé
1 de 3
Cómo limpiar los oídos a un bebé

Volver arriba