Compartir

Cómo hacer un enema casero - material y pasos

Por Alba San Hipolito Bermejo. Actualizado: 27 octubre 2017
Cómo hacer un enema casero - material y pasos

Un enema es una técnica de limpieza del colon que consiste en introducir un líquido en el intestino, normalmente agua templada. El enema, al igual que un laxante, ayuda a provocar una evacuación de las heces, pero el primero es mucho mejor ya que no irrita el colon ni daña la pared intestinal, además de que no altera el ritmo natural ni la flora intestinal. El enema suele ser una técnica muy utilizada antes de un parto para evitar que se produzcan evacuaciones durante el mismo y también se realiza antes de ciertas intervenciones que requieran limpieza de colon.

Sin embargo, puedes hacerlo de forma casera para mejorar el tránsito intestinal cuando sufres de estreñimiento. No es algo que deba hacerse todos los días ni muy a menudo, pero puede ser una gran ayuda algunas veces y no solo te ayudará a eliminar el estreñimiento sino que limpiar el colon de vez en cuando puede evitarnos algunas afecciones. En este artículo de unCOMO te contamos cómo hacer un enema casero.

Beneficios del enema casero

Hacer un enema casero es la mejor forma de limpiar el colon. Una de las funciones de esta parte de nuestro cuerpo es la de separar las sustancias nutritivas de los deshechos, pero con el paso del tiempo las paredes del intestino grueso pueden llenarse de restos de materia fecal que, además, se endurece. Esto provoca que sustancias tóxicas, grasas o parásitos queden retenidos en el colon y este no puede trabajar bien. Al no tener un buen funcionamiento puede que nuestro cuerpo no absorba los nutrientes necesarios. Por eso, el colon es una parte muy importante de nuestro organismo, no solo porque nos ayuda a eliminar deshechos y es necesario para mantener nuestro cuerpo limpio y en buen funcionamiento, sino porque ayuda a que los nutrientes sean separados y el organismo así pueda absorberlos.

Un enema nos ayudará a limpiar el colon y mantenerlo saludable por eso es muy beneficioso. Además, un laxante puede ayudarte a deshacerte de restos y deshechos que queden ahí, pero un enema hace una limpieza mucho más profunda y este último no tiene contraindicaciones, pero sí las tiene el laxante. Además de que mejorará el tránsito intestinal, por lo que si padeces de estreñimiento es una solución ideal para ello, incluso cuando es estreñimiento crónico.

Además, si padeces alguna enfermedad infecciosa la dieta líquida junto con el enema mejorarán rápidamente tu condición. Y, aunque parezca extraño, es una muy buena solución para los dolores de cabeza.

Cómo hacer un enema casero - material y pasos - Beneficios del enema casero

Cómo hacer un enema casero

Para hacer un enema casero necesitarás, inevitablemente, un kit de enemas que puedes encontrar en algunas farmacias. El kit se compone de una bolsa de plástico (que suele ser de 2 litros), un tubo de goma para colocarlo junto a la bolsa y dos cánulas rígidas (tubos de plástico rígidos). Además de este kit, también necesitarás:

  • Toallas viejas y grandes.
  • Aceite para usar como lubricante. Puede ser un poco de aceite organico de oliva, de almendra o de coco, por ejemplo. Con una cucharada sopera bastará.
  • 250 ml de agua destilada. Es importante que el agua sea destilada. A poder ser a temperatura corporal, que no esté muy fría, más bien tibia, pero tampoco muy caliente.

Cómo preparar un enema casero

Una vez tienes todo el material ya puedes empezar a preparar el enema. Es mejor realizarlo en el baño, ya que dependiendo de la cantidad de líquido puedes sentir la necesidad inmediata de ir al baño.

Prepara el kit siguiendo las instrucciones que vengan en la caja. Una vez listo utiliza el aceite para lubricar tanto el ano como la parte del tubo del enema que se introducirá en este. Con lubricar unos centímetros bastará, ya que no hace falta meterlo entero.

Debes preparar la clase de lavativa que vayas a hacer, ya sea con hierbas, café… Más adelante, en este artículo, te contamos algunas para que puedas elegir. Una vez preparada debes llenar la bolsa del kit con el líquido junto con el agua destilada. En muchos kits viene una abrazadera para controlar el flujo de líquido que sale de la bolsa. Colócala en el tubo de goma para que el líquido no salga mientras rellenas la bolsa. Luego ábrela y deja que el líquido fluya hasta que salga de forma constante. Debes cerciorarte de que no hay burbujas de aire grandes en la bolsa. Una vez lo sepas con seguridad cierra de nuevo el tubo para que deje de expulsar líquido.

Cómo aplicar un enema casero

Ahora que ya has preparado el enema, para aplicarlo túmbate en el suelo sobre las toallas y lleva tus rodillas al pecho. Agarra el tubo de inserción, o la cánula, e introdúcelo suavemente en el ano. Si sientes dolor o resistencia detente y posiciona el tubo en el ángulo correcto. Hay a quien le resulta más cómoda alguna otra postura, como estar de lado por ejemplo.

Suelta la abrazadera para que el liquido vaya bajando, pero hazlo lentamente, ya que muy rápido podría crearte necesidad de evacuar inmediatamente. Cuando hayas introducido tanta agua como puedas aguantar quita la boquilla cuidadosamente y continua en el suelo un rato manteniendo el agua. Luego pasa al inodoro y relájate. Espera hasta que expulses lo que necesites.

Tipos de lavativas para el colon

Puedes elegir varios tipos de lavativas para el colon. Por ejemplo, las lavativas con agua salina echando una cucharadita de sal marina por cada litro de agua.

La lavativa de café es una conocida herramienta para desintoxicar el cuerpo. Solo tienes que añadir una cucharadita de café por litro de agua.

También puedes hacer una lavativa de hierbas medicinales, como la manzanilla, que desinflama y es relajante, la cola de caballo que limpia y purifica el intestino o el romero que cicatriza las ulceras del colon. Solo tienes que hervir el agua y añadir la hierba o hierbas que quieras y hacer una infusión. Antes de añadirlo a la bolsa cuélalo y déjalo entibiar.

Y otra opción es añadir una cucharadita de aceite de oliva por litro de agua, que te ayudará si tienes estreñimiento a eliminar las heces que hayan quedado retenidas. consulta este otro artículo de unCOMO para saber más detalles sobre Cómo tomar aceite de oliva para el estreñimiento.

Cómo hacer un enema casero - material y pasos - Tipos de lavativas para el colon

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un enema casero - material y pasos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Escribir comentario sobre Cómo hacer un enema casero - material y pasos

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
magin sastre ballesteros
me gustan sus artículos

Cómo hacer un enema casero - material y pasos
1 de 3
Cómo hacer un enema casero - material y pasos

Volver arriba