Compartir

Cómo hacer compresas calientes para el dolor muscular

Cómo hacer compresas calientes para el dolor muscular

Uno de los métodos más efectivos para aliviar los dolores musculares es aplicar calor en la zona afectada. El calor que desprenden las compresas calientes ayudan a reducir las tensiones musculares ofreciendo, así, una cierta sensación de alivio casi inmediata. Si quieres hacer tus propias compresas calientes, en este artículo de unComo.com hallarás la solución, aprende cómo hacer compresas calientes para el dolor muscular y aplícatela cada vez que sientas dolores lumbares, cervicales o incluso migrañas, entre otros. ¡Te irá de maravilla!

También te puede interesar: Remedios caseros para el dolor muscular
Pasos a seguir:
1

Para comenzar a hacer tus compresas calientes para el dolor muscular rellena una olla de agua y colócala sobre los fogones para calentar el líquido. Controla el agua mientras la tienes al fuego, pues no debes dejar que hierva, ya que sino podrías quemarte.

2

A continuación, prepara una toalla pequeña y dóblala de manera que tan solo llegue a cubrir el área dolorida. Piensa que cuanto más concentrado se encuentre el calor, mejor actuará para aliviar el dolor muscular.

3

Coloca la toalla doblada dentro del recipiente que contenga el agua caliente, debes procurar que la compresa quede totalmente cubierta por el agua tibia. Si ves que la parte superior no se ha empapado, ayúdate de un tenedor para sumergir la toalla. Hazlo con cuidado y procura no quemarte.

4

A continuación, retira con cuidado la toalla empapada de la olla. En alguna zona de tu cuerpo - como el brazo o la pierna - comprueba que la compresa caliente esté a la temperatura adecuada y que tu piel la pueda soportar sin quemarse. En caso de que esté demasiado caliente, deja que se enfríe un poco antes de aplicarla en el área dolorida.

5

Por último, y ya con la toalla a la temperatura perfecta para aliviar tu dolor muscular, colócala sobre la zona muscular tensionada o dolorida y relájate mientras la compresa caliente hace efecto y reduce el dolor. Puedes retirarla una vez se haya enfriado, o bien, remojarla en la olla de agua tibia para volver a aplicar el calor en tus músculos durante unos minutos más. ¡Notarás el alivio!

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer compresas calientes para el dolor muscular, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Consejos
  • Escurre la compresa caliente antes de colocarla en la zona muscular dolorida. Así evitarás empaparlo todo.
  • Una vez haya surgido efecto y procedas a retirar la compresa caliente, te recomendamos realizar algunos estiramientos suaves.

Escribir comentario sobre Cómo hacer compresas calientes para el dolor muscular

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
benjamin cusi mendoza
lo que quiero saber por cuanto tiempo hare lo mismo delos panos calientes otra pregunta ami meda lasensacion que mis piernas me esten apretando o golpeando solo las piernas y me sientotranquilo que es eso lo que tengo grasiassss
Gerardo rivera
Holas bueno yo tengo una duda que me dijeron que me pusiera hielo envuelto en un paño y colocar en la zona afectada y nose cual hago ahora la de compresas caliente o helada? Esque hice abdominales mal entonces tengo adolorido todo el cuello.
Minerva gonzalez
Yo te recomiendo las compresas de agua caliente a mi me han sido efectivas gracias a Dios
José L Soberon Z
Yo me las aplico en la zona afectada y de inmediato siento alivio al dolor muscular
Jesús López
Me gusta la aplicasion da muy buenos consejos Grasias

Cómo hacer compresas calientes para el dolor muscular
Cómo hacer compresas calientes para el dolor muscular

Volver arriba