Cómo hacer aceite de laurel

Cómo hacer aceite de laurel
Imagen: diy-campodifiore.com

El aceite de laurel es uno de los más utilizados en los tratamientos de aromaterapia por sus propiedades sedantes, digestivas y diuréticas, sobre todo. Asimismo, también constituye un componente habitual de cremas antisépticas y antiinflamatorias de uso tópico para la piel, así como de perfumes y otros cosméticos. Elaborarlo en casa puede ser una tarea muy sencilla si sabemos cómo hacerlo. Sigue leyendo este artículo de unComo y descubre cómo hacer aceite de laurel.

Necesitarás:
Pasos a seguir:
1

Lo primero que debes hacer es recoger hojas de laurel frescas. Es importante que no sean secas para poder mantener todas sus propiedades y elaborar el aceite mucho mejor. Luego, también necesitarás aceite de oliva virgen extra, o de almendras en su defecto. En cuanto a las cantidades, lo ideal es utilizar un litro de aceite por 30 gramos de hojas de laurel.

Imagen: grupoherbex.com
2

Una vez listos todos los ingredientes, ya podemos empezar con la elaboración del aceite de laurel casero. Para ello, tritura con las manos o un mortero todas las hojas. Deberás machacarlas hasta que veas que empiezan a soltar un ligero aceite. Es por esto que deben ser frescas y no secas.

3

Cuando las tengas bien trituradas, introdúcelas con el aceite que han liberado en un recipiente con cierre hermético y cúbrelas con el aceite de oliva. Luego tápalo y déjalo macerar durante dos semanas en un lugar fresco y libre de humedades. Pasado el tiempo, deberás cambiar las hojas de laurel por unas nuevas para intensificar el aroma. Simplemente vuelve a recoger hojas frescas, lávalas, machácalas e incorporalas al tarro con el aceite, tápalo y déjalo dos semanas más.

Imagen: abc.com
4

Una vez pasadas estas dos semanas más, ya puedes colar el aceite. Para hacerlo necesitarás un paño de algodón o gasa. Simpelemente coloca el paño o gasa sobre el recipiente donde vayas a reservarlo para su uso y vierte el aceite sobre él. Luego, exprime el paño todo lo que puedas para que retenga el mínimo aceite posible.

5

¡Y listo! Ya tienes tu aceite de laurel casero terminado para usarlo. Si lo deseas, puedes añadir unas gotas de vitamina E para una mejor conservación. Puedes utilizar el aceite de forma tópica para suavizar la piel y nutrirla. En caso de quere ingerirlo deberás consultarlo con tu médico puesto que un exceso puede provocar vómitos y diarrea. Está totalmente contraindicado su ingesta a personas con problemas de gastritis o úlceras. Si te gustan los aceites caseros no te pierdas nuestros artículos sobre cómo hacer aceite de rosas, de caléndula o de eucalipto.

Imagen: aliimg.com

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer aceite de laurel, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.