Compartir

Cómo funciona la homeopatía

Por Borja Lopez. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo funciona la homeopatía
Imagen: yogaenred.com

La homeopatía es una variante de la medicina que fue descubierta y fundada por el Dr. Samuel Hahnemann, a finales del siglo XVIII. Se basa en la ley de la similitud y cuenta con sus propios medicamentos, los medicamentos homeopáticos, los cuales se prescriben de manera individualizada y personal. Así pues, la homeopatía constituye una rama de la medicina personalizada, en la que se administran los medicamentos en función de cada caso para combatir la enfermedad y restablecer la salud del paciente. Si quieres conocer en detalle cómo funciona la homeopatía, sigue leyendo este artículo de unComo y descúbrelo.

También te puede interesar: Cómo usar la homeopatía para adelgazar
Pasos a seguir:
1

Ley de similitud

El principio de similitud o ley de los semejantes a partir de la cual se basa la homeopatía, afirma que si una determinada sustancia es capaz de producir una serie de síntomas en una persona sana, también tiene la capacidad de sanar a una enferma con síntomas similares en cantidades mínimas y diluidas, es decir, infinitesimales. De esta forma vemos como este tipo de medicina utiliza las mismas sustancias que provocan los síntomas para combatirlos, siempre en dosis muy pequeñas.

2

La homeopatía se diferencia de la medicina convencional por los medicamentos que utiliza y la forma de prescribirlos. Según los expertos homeópatas, los medicamentos homeopáticos pueden empararse para tratar tanto enfermedades crónicas como agudas, independientemente de la edad del paciente y pueden ser exclusivas para un único tratamiento o complementar otras terapias. El objetivo es mejorar la salud y el bienestar del paciente enfermo mediante medicamentos naturales, de origen vegetal, animal o productos químicos como lo minerales.

3

Los medicamentos homeopáticos están formados por cepas que contienen principios activos. ¿Qué son los principios activos? Son compuestos originarios de la materia prima (animal, vegetal, mineral) con actividad biológica apropiada para constituir un medicamento, y que actúan sobre las funciones de un determinado organismo. El nivel de actuación puede variar en función de la cantidad ingerida. Son moléculas en su estado original, puro, sin haber sufrido ningún tipo de alteración.

4

Los médicos homeópatas defienden que no existen enfermedades, sino enfermos. Esto quiere decir que para prescribir un determinado medicamente e iniciar un tratamiento no analizan solo los síntomas de la enfermedad sino también la forma de enfermar, la reacción individual de ese enfermo ante la patología que sufre. Afirman que una persona enferma no tiene por qué presentar los mismos síntomas que otra que padezca su misma enfermedad.

5

Asimismo, realizan tanto las pruebas habituales de la patología que padece el enfermo como otras más precisas para identificar todas y cada una de las reacciones individuales. Dentro de estas pruebas complementarias se incluyen las que analizan, también, la dimensión emocional, familiar, laboral, genética y ambiental. De esta forma, el médico homeópata obtiene una historia clínica del paciente muy detallada.

6

Una vez identificada la sintomatología del paciente enfermo por completo, el homeópata deberá decidir cuál es el tratamiento que mejor se adecúa a él, ya sea cirugía, fármacos, productos homeopáticos, una combinación de ambos, etc.

7

¿Cómo se toman los productos homeopáticos?

Deberá ser el médico homeópata quien determine esta cuestión en función de la historia clínica del enfermo. Sin embargo, existen algunas pautas generales. Normalmente, los productos de homeopatía se deben tomar como mínimo un cuarto de hora antes o después de las comidas. Los medicamentos homeopáticos pueden presentarse en forma de gránulos, glóbulos, gotas, pomadas o jarabes. En función del tipo de medicamento, se deberá tomar de una u otra forma:

  • Gránulos. Constituyen pequeñas esferas dentro de tubos para tomarlas en varias dosis. A la hora de tomarlos, deben dejarse debajo de la lengua hasta que se disuelvan. La dosis pueden ser de 3 a 5 al día.
  • Glóbulos. Se presentan en envases unidosis, es decir, de una única toma. También deben depositarse bajo la lengua.
  • Gotas. Vienen en frascos pequeños de vídrio y pueden tomarse solas, directamente, o diluidas en agua.
  • Pomadas. Son de los productos homeopáticos menos usuales y se presentan en tubos, como las pomadas convencionales.
  • Jarabes. Igual que las gotas, vienen en tarros de vidrio pero su tamaño es mayor que el producto anterior. Las dosis suelen ser de la medida de una cuchara sopera.
8

En función de la enfermedad y la sintomatología individual, la frecuencia de las dosis de productos homeopáticos será mayor o menor. En cualquier caso, debe ser siempre el médico homeópata quien estipule tanto el tipo de medicamento como la cantidad y la frecuencia de las dosis.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo funciona la homeopatía, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo funciona la homeopatía

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo funciona la homeopatía
Imagen: yogaenred.com
Cómo funciona la homeopatía

Volver arriba