Compartir

Cómo detectar la obesidad infantil

Por Borja Lopez. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo detectar la obesidad infantil

En los últimos años la obesidad infantil ha ido en aumento; en España un 16% de los niños padecen obesidad. Los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo característicos de nuestra sociedad actual han tenido un efecto perjudicial para nuestros niños. Las consecuencias a las cuales nos enfrentamos son variadas y perjudiciales para la salud de estos niños. Además de enfermedades, tales como diabetes, hipertensión y colesterol, los niños también padecen efectos psicológicos. Los niños que padecen de sobrepeso, suelen tener una autoestima baja y una gran dependencia afectiva. Debido a la importancia del tema, es que consideramos conveniente, hacer una descripción de ciertos rasgos característicos de esta enfermedad con el fin de lograr su pronta detección y tratamiento. A continuación, les presentaremos, cómo detectar la obesidad infantil.

También te puede interesar: Cómo tratar la obesidad
Pasos a seguir:
1

Detección. Para poder determinar si tu hijo padece de obesidad, debes basarte en el Índice de Masa Corporal (IMC). Lo que debes hacer es dividir el peso en Kg de tu niño con la altura en Mts2. Por ejemplo, si tu hijo pesa 24kg y mide 1,20mts, debes hacer 24/ (1,20 x 1,20) = 16,6 IMC. Para corroborar si se encuentra dentro del rango de normalidad puedes entrar a la página del Ministerio de Sanidad y Consumo para comprobar dichos datos.

2

Progreso. La obesidad es progresiva, comienza cuando el niño está un poco más gordo que lo normal y lentamente va aumentando de peso hasta alcanzar el exceso de peso. Cuando un niño padece de obesidad, su peso esta por lo menos un 20% por encima del peso ideal. Por este motivo, resulta importante controlar frecuentemente el peso de tu hijo.

3

Rasgos. Los niños que padecen de obesidad, suelen ser niños sedentarios que pasan durante horas frente a la televisión o el ordenador. No suelen hacer deportes físicos y prefieren los juegos pasivos como los juegos de mesa. Suelen comer gran cantidad de golosinas y comida chatarra. Todos estos rasgos, vienen acompañados por una serie de síntomas físicos que describiremos a continuación.

4

Síntomas físicos. Dentro de ellos, encontramos una gran dificultad para respirar y ahogamiento, esto se debe a la presión que ejerce la grasa debajo del diafragma y en la pared torácica. Esta dificultad para respirar puede generar a su vez, problemas en el ritmo del sueño que se manifiestan a través de la somnolencia que el niño padece durante el día. También es común que presenten dolores de espalda y problemas en las rodillas, caderas y tobillos.

5

Síntomas psicológicos. Generalmente, se trata de niños que tienen una baja autoestima y una baja tolerancia a la frustración. Suelen ser niños pasivos, tímidos y reprimidos que tienen un bajo rendimiento tanto escolar como deportivo. Muchas veces, son víctimas de la discriminación de los otros niños, lo que conduce a conductas sociales de inhibición.

6

Consecuencias. La obesidad acarrea consigo una serie de enfermedades, tales como hipertensión, colesterol, diabetes, entre otras; por ello, resulta de suma importancia un diagnostico adecuado y precoz para poder revertir dicha situación. Al mismo tiempo, recomendamos un acompañamiento psicológico que complemente el tratamiento indicado por el médico.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo detectar la obesidad infantil, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Consejos
  • Si tu hijo padece de obesidad consulta con un médico especialista.

Escribir comentario sobre Cómo detectar la obesidad infantil

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo detectar la obesidad infantil
Cómo detectar la obesidad infantil

Volver arriba