Compartir

Cómo detectar ganglios inflamados en el cuello

 
Por Eva Sereno. Actualizado: 27 julio 2018
Cómo detectar ganglios inflamados en el cuello

El cuerpo humano tiene ganglios en el cuello que, a veces, se inflaman por alguna infección o enfermedad, siendo una de las principales señales de que algo puede que no esté yendo bien en el organismo. La prevención siempre es el mejor aliado cuando se habla de salud, aunque en muchas ocasiones no está en la mano de uno mismo evitar la inflamación de los ganglios. Pero sí es posible adoptar una serie de medidas como la autoexploración para controlar si hay o no alguna anomalía en la zona del cuello para acudir al médico lo antes posible para seguir un tratamiento. Y, ¿cómo detectar ganglios inflamados en el cuello? En unCOMO te explicamos las claves de la autoexploración y por qué es tan importante detectar la inflamación a tiempo.

Cómo hacer un autoexamen de los ganglios en el cuello

Los ganglios están en varias zonas del cuello. Quizá los más conocidos son los que están situados bajo la mandíbula y la barbilla, pero aún hay más. En concreto, se localizan a ambos lados del cuello, figurando toda una cadena en su parte frontal. También hay en la parte baja de la zona posterior del cuello y de la cabeza, así como detrás de los oídos.

En todas estas zonas es conveniente hacer una palpación con los dedos de las manos mientras se está en una posición normal. Es decir, el cuello permanece recto y no está inclinado o ladeado hacia izquierda o derecha, entre otras posturas que podrían alterar el resultado de la exploración. El proceso es muy fácil de hacer:

  1. Coloca los dedos de las manos sobre la zona de los ganglios. Es importante que no utilices el dedo corazón porque al notarse en él el pulso puede inducir a error en la autoexploración. Es recomendable utilizar, por lo tanto, otro cualquiera.
  2. Con las yemas de los dedos se debe hacer la palpación para lo que es preciso hacer una ligera presión pero no sobre la zona, sino en dirección hacia el antebrazo.
  3. Esta presión debe mantenerse unos segundos antes de pasar a explorar otras áreas del cuello en las que tiene que hacerse este mismo proceso.

Consejos para saber si el ganglio está inflamado

Con estos pasos, se hace de forma adecuada la autoexploración o autoexamen. Ahora bien, ¿cómo se puede saber si el ganglio está o no inflamado? También te resultará fácil:

  • Cuando pongas las yemas de los dedos sobre los ganglios, notarás que se mueve al tocarlo porque no está sujeto a los tejidos. Es como si tratase de desplazarse hacia la zona de al lado cuando se ejerce la suave presión sobre él.
  • El tamaño del ganglio es aproximadamente de un centímetro, aunque también puede ser inferior en algunas personas.
  • No duele cuando se toca.

Si estos pasos los haces bien y no se detecta un mayor tamaño o sensibilidad o bien dolor al palpar, todo está inicialmente correcto. En caso contrario, se debe acudir al médico.

Cómo detectar ganglios inflamados en el cuello - Cómo hacer un autoexamen de los ganglios en el cuello

Síntomas para detectar un ganglio inflamado

Aunque ya hemos avanzado en el anterior apartado lo que se siente cuando se hace una autoexploración de los ganglios en el cuello, es importante tener claras las señales de alerta para detectar la inflamación y acudir al médico. Aquí te dejamos los síntomas de los ganglios inflamados en el cuello:

  • Dureza: si el ganglio está duro se debe acudir al médico sin falta.
  • Movilidad: si el ganglio no se mueve también es importante consultar con el doctor porque puede ser señal de una enfermedad más grave. Y es que, habitualmente, los ganglios se mueven al palparlos. Si esto no sucede es porque puede haber un tumor que se ha adherido a los tejidos de la zona, que lo sujetan y hacen que no se mueva al palparlo.
  • Dolor: en general, si el ganglio duele no es un indicio de alarma tan claro como los dos aspectos anteriores, pero siempre que se mueva y no tenga un tamaño que supere los dos centímetros. Es habitual que el dolor responda a una infección leve que se vaya a presentar en el organismo como, por ejemplo, unas simples anginas. Sin embargo, si duele, el tamaño es grande y no se mueve, hay que ir al médico. También hay que acudir a la consulta del doctor si el dolor persiste más de unos días seguidos.
  • Tamaño: si el ganglio tiene dos centímetros de tamaño o más, es importante visitar al médico, sobre todo, si este tamaño se mantiene durante más de 15 días seguidos.
  • Se tienen otros síntomas: cuando las anteriores señales se acompañan de pérdida de peso sin hacer dieta ni causa que la explique, sudores nocturnos, fiebre que no persiste y se tiene dificultad para respirar o tragar bien, se debe acudir rápidamente al médico.

Además de la prescripción que te dé el médico, puedes aplicarte algunos remedios caseros para los ganglios inflamados que te permitirán bajar la hinchazón.

Qué sucede si los ganglios están inflamados - las causas

En general, cuando un ganglio está inflamado es señal de que puedes tener una infección en el cuerpo, que es la que hace que estén más grandes, más firmes y que duelan. Varias son las posibles causas que están detrás de esta inflamación:

  • Infecciones leves: es lo más habitual y puede deberse a infecciones en la cavidad oral como una gingivitis, de los oídos e, incluso, del cuero cabelludo. Son infecciones leves y procesos benignos en la mayoría de los casos y que suelen estar causados por unas anginas, resfriado o gripe. También se deben a otras infecciones como tuberculosis o por problemas dermatológicos.
  • Traumatismos: haberse dado algún golpe en la zona del cuello o bien haber tenido, por ejemplo, un accidente de tráfico –aunque sea leve-, puede hacer también que los ganglios se inflamen.
  • Tumores: un ganglio inflamado igualmente puede ser indicador de que se tiene un tumor. Normalmente, los que se tienen en esta zona están realizados con malos hábitos como fumar o beber alcohol en exceso. Por ejemplo, una de las pautas que se suele seguir es que si el tumor está en el lado izquierdo del cuello se corresponde probablemente con un tumor en el estómago, el hígado o en otra parte del abdomen. Si se halla en el lado derecho, en general, suele ser un indicio de un posible tumor en el pulmón.

Con estas pautas sobre cómo detectar ganglios inflamados en el cuello, esperamos haberte ayudado en unCOMO a saber realizar una autoexploración para reconocer la inflamación. Siempre es recomendable acudir al médico ante cualquier duda y para que realice el diagnóstico y prescriba el tratamiento en los casos en los que sea necesario.

Cómo detectar ganglios inflamados en el cuello - Qué sucede si los ganglios están inflamados - las causas

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo detectar ganglios inflamados en el cuello, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo detectar ganglios inflamados en el cuello

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo detectar ganglios inflamados en el cuello
1 de 3
Cómo detectar ganglios inflamados en el cuello

Volver arriba