Compartir

Cómo curar una contractura en el gemelo

 
Por Irene Juste. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo curar una contractura en el gemelo

El dolor que provoca una contractura muscular puede llegar a ser insoportable, por esto es bueno que sepamos qué hacer cuando, por ejemplo, se nos hacer una contractura en el gemelo, una de las más dolorosas que hay. Seguro que más de una vez te ha pasado que se te contracture o suba un gemelo ya que es algo muy frecuente, sobre todo en personas deportistas y en personas en pleno crecimiento, por lo que sabrás que es muy molesto llegando a impedir que andemos y, a veces, nos cuesta mucho conseguir se cure.

Si tienes una contractura en el gemelo o eres una persona propensa a ellas, sigue leyendo este artículo de unComo y descubre cómo curar una contractura en el gemelo de las formas más eficaces que, si además las aplicas de normal aún sin sufrir dolores, te ayudarán a prevenir el problema.

También te puede interesar: Cómo curar una contractura muscular

Cuasas de una contractura en el gemelo

Un gemelo contracturado se da cuando de repente notamos que los músculos de la zona se contraen y no conseguimos relajarlos fácilmente. Es una sensación muy dolorosa y por el gesto que hace el músculo de esta parte del cuerpo cuando esto sucede, este problema también se conoce como gemelo subido.

Los gemelos de las piernas se suben o contracturan por diversos motivos y a cualquier edad. Estas son algunas de las causas más habituales por las que se da una contractura en el gemelo:

  • No hemos calentado el músculo: cuando vamos a realizar cualquier tipo de deporte o algún esfuerzo físico, es vital que antes de empezar a trabajar calentemos los músculos para que se acostumbren, ya que si lo hacemos de repente podemos sufrir una contractura o incluso un desgarro muscular. Es igual de importante estirar los gemelos tanto antes como después de realizar ejercicio, por lo que si te gusta hacer running también es vital que sepas cómo estirar las piernas después de correr.
  • Deporte en exceso: si somos personas muy deportistas debemos tener presente lo que hemos comentado pero también es importante que tengamos presentes nuestros límites y no hagamos un sobreesfuerzo que pueda provocarnos una sobrecarga muscular, contracturas y otros tipos de lesiones.
  • Mal gesto: a veces cuando estamos andando y cambiamos de dirección bruscamente o arrancamos a correr de repente, es posible que nos hagamos daño y se nos haga una contractura en el gemelo a causa del mal gesto.
  • Falta de potasio: una alimentación pobre en potasio nos hace ser propensos a padecer contracturas musculares, sobre todo si hacemos mucho deporte, algún esfuerzo importante o un mal gesto.
  • Tensión constante: la ansiedad y el estrés nos provocan estar en tensión muscular constante aunque muchas veces no nos damos ni cuenta. Esto puede provocarnos contracturas musculares en cualquier parte del cuerpo, siendo los gemelos y la espalda las más comunes. Esto a veces nos provoca que se nos suba un gemelo mientras dormimos, cuando en teoría estamos en reposo.
  • Nervio irritado: un nervio irritado en a la altura del gemelo puede estar causado por un estrés muy fuerte o incluso por pinzamientos o compresiones de este nervio, por ejemplo, debidos a una hernia discal. Cuando un nervio está irritado puede provocar un gemelo subido o contracturado.
Cómo curar una contractura en el gemelo - Cuasas de una contractura en el gemelo

Estiramientos, vitales para prevenir y curar una contractura en el gemelo

Los estiramientos antes y después de hacer ejercicio son muy importantes para prevenir contracturas en cualquier músculo y evitar desgarros en estos. Pero, si te encuentras que se te ha hecho una contractura en el gemelo ya sea por causa de ejercicio mal realiza, exceso de este o por un mal gesto, lo primero que debes hacer para aliviar el dolor que provocar un gemelo subido es hacer estiramientos, es decir, obligar suavemente al músculo a estirarse cuando está contraído.

Para hacerlo debidamente, aunque te duela mucho, tienes que hacerlo como cuando te preparas para hacer ejercicio. Además, si tienes a mano una toalla o una cinta elástica podrás estirar los gemelos de una forma más cómo y adecuada como te enseñamos en este vídeo de unComo. Hay que recordar que, aunque hay que hacer presión para que esto haga efecto y ayude a curar una contractura en el gemelo, no debemos excedernos, debe doler un poco pero no demasiado.

Cómo curar una contractura en el gemelo - Estiramientos, vitales para prevenir y curar una contractura en el gemelo

Masajes fisioterapéuticos para curar una contractura en el gemelo

Si la contractura en el gemelo que tienes es demasiado profunda o ya llevas días con ella y no consigues mejorarla, es vital que acudas a un profesional. Ve a un fisioterapeuta para que te realice masajes específicos para relajar el músculo del gemelo y lograr que se cure el gemelo subido.

Además, como masajear la zona contractuarda es muy importante para relajarla y eliminar la tensión que provoca que tengas el gemelo subido, puedes probar a hacerte masajes tú mismo, pero debes tener en cuenta cómo hacerlo correctamente, por esto en este otro vídeo de unComo te explicamos cómo hacer masajes de los gemelos.

Remedios caseros para aliviar una contractura en el gemelo

Puedes ayudar a curar una contractura en el gemelo más rápido si tomas algunos remedios naturales, entre los cuales te pueden servir:

  • Infusión de corteza de sauce: este producto natural te ayudará a que el dolor de la contractura se reduzca gracias a su alto contenido en salicina, un glucósido antiinflamatorio. Toma un par de infusiones diarias de corteza de sauce y notarás que el dolor se reduce en pocos días.
  • Aceite de onagra: este aceite tiene propiedades antiinflamatorias que te ayudarán a aliviar la contractura en el gemelo. Puedes tomar las cápsulas que venden en farmacias y herbolarios o bien, puedes abrir estas cápsulas y frotar el aceite en el gemelo con un suave masaje para que penetre bien.
  • Cola de caballo: el sílice que contiene la cola de caballo es ideal para reparar los tejidos que se han podido dañar con la contractura muscular. Toma un par de infusiones al día para que la infusión haga el efecto buscado.
  • Aceite de romero: el aceite de romero es un elemento natural muy bueno para masajear la zona del gemelo y conseguir que se desinflame gracias a las propiedades de esta planta. Recuerda masajear suavemente y dejar el aceite al menos media hora para que haga un buen efecto.

Puedes consultar este vídeo en el que te explicamos cuáles son los tipos de plantas antiinflamatorias y, así, utilizar la que prefieras.

Cómo curar una contractura en el gemelo - Remedios caseros para aliviar una contractura en el gemelo

Reposo y alimentación adecuada, aliados contra las contracturas

Por último, otra de las cosas que debes hacer para curarte la contractura en el gemelo es hacer reposo durante varios días y llevar una alimentación adecuada para aportar a tu cuerpo lo que necesita para recuperarse y mantenerla así para prevenir que esto te suceda más veces. El nutriente más importante para prevenir y curar las contracturas musculares es el potasio, por esto es vital que incluyas en tu dieta de forma inmediata alimentos ricos en potasio, como los plátanos o las acelgas.

Si te ha sido útil conocer cómo curar una contractura en el gemelo, seguramente te interese leer este artículo sobre cómo curar una contractura muscular.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar una contractura en el gemelo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Cómo curar una contractura en el gemelo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo curar una contractura en el gemelo
1 de 4
Cómo curar una contractura en el gemelo

Volver arriba