Compartir

Cómo curar las hemorroides sangrantes

 
Por Luisa Isabel Panagua. 27 febrero 2020
Cómo curar las hemorroides sangrantes

Todos nuestros órganos están cubierto por una extensa red de vasos sanguíneos que transportan la sangre desde y hasta el corazón. En el recto y en el ano los grupos de venas se entrecruzan justo debajo de las membranas mucosas que recubren la parte más baja donde se encuentra el intestino.

Normalmente, esas venas no dan molestias a menos que se ejerza demasiada presión en la zona anal o el envejecimiento afecte el tejido que las mantiene en su lugar. En ese caso, las venas del recto se hinchan o deforman, tal como ocurre con las venas varicosas de las piernas. Esta condición recibe el nombre de hemorroides o almorranas. Saber tratarlas y darles el cuidado debido es necesario para que mejorar rápidamente y disminuir el dolor que puedan causar. Por esa razón, desde unCOMO te explicamos las causas más comunes de las almorranas, cómo curar las hemorroides sangrantes y qué precauciones se deben tener.

También te puede interesar: Cómo curar las hemorroides

Causas de las almorranas

El recorrido de la sangre por las arterias es bastante sencillo: No solo el corazón la bombea, también la gravedad contribuye a que la sangre llegue hasta las zonas más alejadas.

Sin embargo, el viaje de regreso de la sangre es más complicado. No solamente la sangre lucha contra la gravedad, es que no hay ninguna bomba que la impulse a través de las venas. La única forma de garantizar su vuelta es gracias al movimiento de nuestro cuerpo, es decir, el ejercicio físico constante.

Es por ese motivo que las venas tienden a dar más problemas que las arterias y uno de ellos es la aparición de hemorroides. Estas consisten en la inflamación de las venas internas o externas del ano (hemorroides externas y hemorroides internas).

Una vez que entendemos el funcionamiento de las venas, nos damos cuenta que las circunstancias que ocasionan la aparición de las hemorroides están interrelacionadas entre sí. Veamos cuáles son las causas más comunes de las almorranas:

  • Sedentarismo. Pasar mucho tiempo en el sofá o sentado trabajando puede causar hemorroides.
  • Estreñimiento crónico. Quienes tienen dificultades para ir al baño suelen hacer esfuerzos extra para movilizar las heces en el intestino. Este esfuerzo presiona las paredes de los vasos sanguíneos y contribuye a la aparición de hemorroides.
  • Diarrea crónica. Aunque parezca contradictorio, las deposiciones muy frecuentes irritan el tejido conectivo donde se encuentran las venas y lo debilitan.
  • Embarazo. El peso del feto puede ejercer mucha presión sobre las venas del colon.
  • Obesidad. Una dieta alta en grasas, azúcares y carbohidratos puede derivar en la aparición de hemorroides.
  • Genética. Algunas personas tienden a tener el músculo anal más tenso que el promedio, incluso sin esfuerzos y en reposo.
  • Envejecimiento. Aunque se puede sufrir de hemorroides a cualquier edad, son más comunes a partir de los 45 años debido al debilitamiento del tejido conectivo.
  • Relaciones sexuales anales. Esta práctica puede producir hemorroides o agravar las que ya están en personas con predisposición a padecerlas.

Por qué sangran las hemorroides

En general, las hemorroides no son graves. Muchas personas que las padecen reportan ardor, picazón o una sensación incómoda en el ano. A veces esas venas sangran porque se rompen durante las deposiciones y la sangre suele ser roja y brillante. En algunos casos la cirugía es una solución, pero casi siempre mejoran con un tratamiento médico que puede llevarse a cabo en casa.

Dicho esto, hay personas que desarrollan coágulos de sangre, es decir, trombos, dentro de las hemorroides. Este tipo de hemorroides que sangran mucho reciben el nombre de hemorroides trombosadas. Cuando esto ocurre, las hemorroides se vuelven bastante dolorosas. Poco a poco, esa vena se hincha y la presión de los tejidos que la rodean puede hacer que se rompa y se sangre por un breve tiempo. En este caso, la sangre no es clara sino oscura y coagulada.

Al vaciarse, la persona puede sentirse alivio porque se libera la presión adicional que se acumulaba en la vena. Todavía la ciencia médica no ha determinado por qué algunas personas desarrollan trombos en sus hemorroides.

Cómo curar las hemorroides sangrantes - Por qué sangran las hemorroides

Qué hacer cuando se revienta una hemorroide

Si sufres de almorranas que sangran mucho, lo primero es conservar la calma. El sangrado de las hemorroides no requiere un tratamiento de urgencia. Sin embargo, puedes consultar a tu médico de familia para determinar las causas que produjeron las hemorroides, además de evitar que vuelvan a ocurrir o reducir la probabilidad de que aparezcan de nuevo. Estos son algunos de los consejos y remedios que puedes aplicar para que sepas cómo curar las hemorroides sangrantes y aliviar el dolor de las almorranas:

Baños de asiento

El baño de asiento es una de las medidas que puedes tomar en casa para calmar y sanar la zona afectada por las almorranas sangrantes. Así es cómo se prepara:

  1. Si tienes bañera, llénala hasta unos 10 centímetros de agua. Si no, también hay tazones especiales para baños de asiento o, en su defecto, puedes preparar una palangana en la que sentarse.
  2. Siéntate y sumerge la zona afectada por unos 15 o 20 minutos.
  3. Se debe secar el área con una toalla limpia, pero sin frotar ni hacer fricción.
  4. Se pueden tomar este tipo de baños durante los días siguientes.

Hay quienes recomiendan agregar productos al agua como árnica, corteza de roble o aceite de árbol de té. Puedes probarlo, aunque no hay suficiente evidencia científica de que esto funcione.

Al evacuar, es preferible mojar un poco el papel sanitario para evitar dañar la piel. Si la persona prefiere lavarse, lo mejor es usar jabón líquido. Los médicos desaconsejan el uso de jabón en barra porque puede agravar la piel sensible del ano.

Hamamelis

El hamamelis es una planta cuyo principio activo es muy utilizado en tratamientos para las hemorroides. También venden almohadillas que contienen hamamelis e incluso puedes comprar el extracto directamente.

En todos los casos, el producto se coloca directamente en la zona afectada por las hemorroides sangrantes. Aplícalo haciendo pequeños toques por varios minutos. Si lo deseas, puedes agregar un poco a los baños de asiento.

Conoce más de esta beneficiosa planta en Para qué sirve el hamamelis - propiedades y contraindicaciones.

Fibra alimentaria y agua

Una de las mayores precauciones que debe tomar quien padece de hemorroides es evitar lesionar la zona de nuevo. De hecho, es necesario procurar que las evacuaciones sean lo más suaves posible y se requiere fomentar el movimiento intestinal.

Por esta razón, es recomendable consumir agua y una dieta rica en fibra soluble e insoluble. Además, se deben evitar las harinas refinadas o cualquier producto que produzca estreñimiento. Algunos alimentos que te ayudarán serán los frutos secos, las verduras con mucha fibra y las frutas. Descubre más en nuestro artículo Alimentos para el estreñimiento.

Aloe vera

La planta de áloe vera detiene el sangrado de heridas pequeñas, desinflama y ayuda a cicatrizar. También alivia la molesta picazón en las hemorroides. Aunque en el mercado hay cremas y geles de esta planta, la mejor forma de usarla es natural y en forma de supositorios. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Corta un pedazo de una de las hojas.
  2. Lávalo y retira toda la piel.
  3. Corta en pedacitos pequeños de 1x2 centímetros, aproximadamente.
  4. Envuélvelos en papel de aluminio y llévalos al congelador.
  5. Después de evacuar y antes de dormir, se debe colocar uno de los pedacitos en el ano y dejar toda la noche. El organismo lo expulsará posteriormente.

Algunas personas son alérgicas al aloe vera, así que te recomendamos hacer una prueba antes de aplicarlo. Conoce más formas de aprovechar el aloe vera en nuestro artículo Cómo usar la sábila para las hemorroides.

Vinagre de manzana

Aunque es posible que hayas oído de este remedio casero para las hemorroides y referencias anecdóticas señalen que es efectivo para aliviar la picazón y el ardor, el vinagre puede irritar la piel y los tejidos circundantes del ano. No es recomendable para aliviar las almorranas.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo curar las hemorroides sangrantes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Bibliografía
  • Zutshi, M (2019). 7 Best and Worst Home Remedies for Your Hemorrhoids. Publicado por Health Essentials from Cleveland Clinic. Recuperado el 20 de febrero de 2020. Disponible en: https://health.clevelandclinic.org/7-best-and-worst-home-remedies-for-your-hemorrhoids/.
  • NCBI (2014). Enlarged hemorrhoids: How can you relieve the symptoms yourself? Publicado por NCBI. Recuperado el 20 de febrero de 2020. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK279466/
  • Harvard medical school (2013). Hemorrhoids and what to do about them. Publicado por Harvard Medical School. Recuperado el 20 de febrero de 2020. Disponible en: https://www.health.harvard.edu/diseases-and-conditions/hemorrhoids_and_what_to_do_about_them.

Escribir comentario sobre Cómo curar las hemorroides sangrantes

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo curar las hemorroides sangrantes
1 de 2
Cómo curar las hemorroides sangrantes

Volver arriba