Compartir

Cómo cuidarse después de un legrado

Por Rayma Moreno. 20 junio 2018
Cómo cuidarse después de un legrado

El legrado se le asocia generalmente como un procedimiento post-aborto y aunque se emplea para estos casos, no siempre es con la misma finalidad. Como te dijimos anteriormente, es un proceso quirúrgico en el cual se raspan o limpian las paredes interiores al útero, conocido normalmente como endometrio, o extraen muestras de este tejido.

La mayoría de las mujeres tienden a tener miedo acerca de dicha intervención, pensando en que quedarán estériles o incluso creen que quedarán inmóviles por mucho tiempo, siendo unas ideas que no son de todo correctas. Aunque la recuperación es relativamente rápida, por ser un procedimiento quirúrgico en el cual se emplea anestesia, requiere de cuidados posteriores. Por ello, en este artículo de unCOMO te diremos cómo cuidarse después de un legrado y su proceso de recuperación.

También te puede interesar: Cómo cuidarse después de una cesárea

Por qué se hace un legrado

Un legrado tiende a hacerse de forma ambulatoria y en un periodo no mayor a 30 minutos bajo anestesia general. Es hecho normalmente por un ginecólogo y especialista en el tema, donde dilatará todo el canal cervical para luego introducir una legra (instrumento utilizado en el legrado) para retirar el endometrio o la muestra del mismo.

Basado en las dos principales razones por las cuales se lleva a cabo un legrado, pueden desglosarse ciertas patologías como:

  • Retiro de DIU: este es un tipo de método anticonceptivo que va insertado en el interior del útero; debido al tiempo o a problemas con el endometrio puede quedarse incrustado o atascado dentro de este, imposibilitando su extracción normal y necesitando de un legrado antes para eliminar todo el endometrio que se encuentra reteniendo el DIU.
  • Diagnóstico de cáncer de útero: utilizado para la detección temprana del cáncer de útero o de endometrio, permitiendo el análisis de las muestras extraídas de dicho legrado.
  • Tratamiento para irregularidades menstruales: bien sea por menstruaciones abundantes o irregulares; el legrado se puede emplear en ambos casos para analizar la situación del endometrio y observar que no haya anormalidades como endometriosis; de igual modo puede ser eficiente para sangrados entre periodos y detectar su causa.
  • Abortos provocados o terapéuticos: empleado para extraer el embrión fecundado del útero y el resto del endometrio. Se realiza en el primer trimestre del embarazo por decisión de la madre o por problemas con el feto.
  • Limpieza luego de un aborto involuntario: es necesario si en un aborto espontáneo o natural el embrión y otros tejidos no se han expulsado por completo. De esta forma se logra evitar infecciones y complicaciones.
Cómo cuidarse después de un legrado - Por qué se hace un legrado

Riesgos de hacerse un legrado

Aunque esta técnica es muy practicada y normalmente no representa riesgos, pueden existir casos donde se presenten situaciones tales como:

  • Infección: una de las más propensas a darse, inclusive por las mismas bacterias de la mujer. Los instrumentos que se introducen o bien los gérmenes que se encuentran en la vagina pueden entrar al útero causando una infección.
  • Desgarros: puede generarse por la manipulación o dilatación del cuello uterino al momento del legrado. Se soluciona al momento, cosiendo dicho desgarro o en cirugía si es muy extenso.
  • Hemorragias: Por ser una herida, hay que estar muy atento el primer mes después del legrado a los sangrados; normalmente no se presentan hemorragias pero puede darse el caso, por lo que hay que estar muy atento a sangrados abundantes.

Recuperación y cómo cuidarse después de un legrado uterino

La recuperación tiende a ser un sencilla y estos son consejos para cuidarse después de un legrado uterino. En un plazo de al menos 24 horas deberás permanecer en cama para evitar sangrados. En este tiempo puedes presentar los síntomas después de un legrado:

  • Dolores abdominales o cólicos.
  • Dolor de espalda.
  • Dolor en el zona pélvica.

Luego de las 24 horas de reposo, es necesario comenzar a caminar para reincorporarse poco a poco a la rutina, no obstante es necesario tener cuidados especiales por al menos 15 días después del legrado, sin embargo, lo recomendado es mantener todas estas actividades retenidas por un plazo de 30 días o 1 mes.

Durante las dos primeras semanas posteriores, se presentan sangrados los cuales son normales debido a la sensibilidad que presenta el área después de la manipulación y procedimiento en sí, sin embargo el sangrado no debe ser abundante y de venir acompañado de mareos o coágulos es importante acudir con tu médico.

Si el legrado se realizó por un aborto espontáneo, es de suma importancia vigilar a la afectada por posibles depresiones debido al choque emocional tan fuerte, necesitando en ocasiones terapia psicológica.

Otra de las recomendaciones tras un legrado es que evites la utilización de tampones para el sangrado vaginal. Ten en cuenta que tu ciclo menstrual se normalizará en un periodo de 2 a 6 semanas luego del legrado, sin embargo se recomienda el uso de toallas sanitarias la primera regla después de este procedimiento.

No es recomendable mantener relaciones sexuales después de un legrado en un periodo de 15 días. Recuerda que el tejido se encuentra muy débil, haciéndote susceptible a infecciones o derrames.

También conviene que dejes de lado las duchas vaginales y solo te duches de forma normal, así como que evites el ejercicio físico intenso, como caminatas extensas o levantamiento de peso.

Cómo cuidarse después de un legrado - Recuperación y cómo cuidarse después de un legrado uterino

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidarse después de un legrado, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo cuidarse después de un legrado

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Jacquelin
Puedo comer cualquier comida después d un legrado
Leitz
lo mejor es comer calditos de pollo con verduras y tortillas bien doradas, evitar por completo las salsas, las carnes de cerdo y res, el café y el huevo.

Cómo cuidarse después de un legrado
1 de 3
Cómo cuidarse después de un legrado

Volver arriba