Compartir

Cómo cuidar una herida abierta

Cómo cuidar una herida abierta
Imagen: seg-social.es

Para aprender a cuidar una herida abierta es importante saber que las curas que se apliquen serán diferentes según el color, la afectación de la capa de la piel, la aparición de exudado, el tamaño de la herida, la temperatura entre otros signos importantes durante la valoración. Así mismo, en la mayoría de los casos será necesario que sea una enfermera o especialista quien realice las curas. Es por ello que en unComo.com te explicamos cómo cuidar una herida abierta según el estadio en el que se encuentre.

También te puede interesar: Cómo cuidar una herida con puntos

Lesiones de grado I

Es una etapa en la que realmente no existe herida abierta, pero es importante saber que tras la aprición de un eritema cutáneo -inflamación superficial de la piel, caracterizada por manchas rojas- que no palidece con la piel intacta puede desencadenar a la apertura de la piel, una herida de estadio II.

Por ello, se aconseja el lavado de la piel con suero fisiológico y la aplicación de un apósito transparente y extrafino que permita ver la evolución de la zona. Puede dejarse hasta 3 días si no se observan cambios en la piel. Se pueden usar, también, ácidos grasos hiperoxigenados en forma de aceite sobre las prominencias óseas que son susceptibles de tener eritema.

Lesiones de grado II

Es la pérdida parcial del grosor de la piel a la epidermis y/o a la dermis. Los cuidado a seguir en este estadio de la herida abierta son: lavar con suero fisiológico, secar una gasa estéril y eliminar los esfacelos si los hay, es decir, la parte mortificada de la piel.

Una vez la úlcera está limpia, aplicar apósitos hidrocoloides en placa que favorecen la limpieza rápida de la herida y recogen el exceso de exudado. Se pueden aplicar cremas del tipo Silvederma que favorecen el crecimiento de la piel. Es posible que la herida requiera de desbridamiento enzimático, es decir, dividir con un instrumento cortante tejidos fibrosos que, produciendo estrangulación, pueden originar la gangrena.

Lesiones de grado III

Es la pérdida total del grosor de la piel que implica lesión o necrosis del tejido subcutáneo. Se considera una úlcera sin esfacelos (limpia) y se cuida de la siguiente forma: lavar la úlcera con suero fisiológico, secar con una gasa estéril, aplicar una pomada que estimule la granulación y epitelización de la úlcera.

Tras estos pasos hay que tapar la úlcera con un apósito hidrocoloide o un hidrogel. Es posible que la úlcera contenga esfacelos y este en un estadio III, habrá que seguir las curas determinadas en el apartado siguiente.

Lesión grado IV

Es pérdida total del grosor de la piel con destrucción extensa, necrosis del tejido o lesión del músculo, hueso o estructuras de sostén. Se trata de una úlcera con esfacelos o tejido necrótico que primero hay que lavar con suero fisiológico, después hay que desbridar mecánicamente la herida para eliminar el tejido desvitalizado.

Tras el desbridamiento puede que aun reste de tejido necrótico o esfacelado por lo que hay que aplicar un gel con actividad desbridante (por ejemplo Iruxol mono) para que siga eliminando el tejido desvitalizado. Si tras la desbridación mecánica el lecho queda limpio, hay que actuar como una úlcera en estadio III. Siempre hay que tapar con un apósito acomodado al exudado y tamaño de la úlcera.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar una herida abierta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar una herida abierta

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
horacio
hola queria comentar esta muy bueno de como cuidar una herida solo que hay terminos (palabras) que desconozco el significado seria conveniente que ubiera un pequeño diccionario, desde ya gracias.

Cómo cuidar una herida abierta
Imagen: seg-social.es
Cómo cuidar una herida abierta

Volver arriba