Compartir
Compartir en:

Cómo cuidar brazos y manos con riesgo de linfedema

Cómo cuidar brazos y manos con riesgo de linfedema

El linfedema es el acumulo de líquido rico en proteínas (linfa) en una extremidad como resultado de una sobrecarga del sistema linfático, en el que el volumen de linfa acumulada excede a la capacidad de drenaje de la misma. Estos cuidados están basados en 2 principios: evitar el incremento de la producción de linfa y no aumentar el bloqueo de eliminación de la linfa. El calor excesivo, el ejercicio vigoroso y las infecciones en el brazo incrementan la producción de linfa, por lo que el riesgo aumenta. Por otro lado, la ropa apretada y la propia infección pueden favorecer la obstrucción linfática. Aquí van algunos consejos para evitar estos inconvenientes.

Necesitarás:
También te puede interesar: Cómo cuidar una pierna con Linfedema
Pasos a seguir:
1

Se debe extremar la higiene de la piel del brazo empleando jabones neutros. Es importante secar minuciosamente la piel, sin olvidar los pliegues y la zona entre los dedos. Aplicar crema hidratante tras el lavado.

2

Evitar ropa apretada en el brazo y hombro afectado. El sujetador debe ser apropiado con tirantes anchos y acolchados para evitar comprimir la zona del hombro.

3

Se deben extremar las precauciones para evitar lesiones en la piel del brazo: evitar las extracciones de sangre, vacunas o la administración de medicamentos en ese brazo, no tomar la tensión en esa extremidad, en el caso de ser diabética: no hacer las determinaciones de glucemia capilar mediante el pinchazo del pulpejo de los dedos en la mano afecta y no emplear sustancias tóxicas (lejía, amoniaco) sin llevar guantes en esa mano.

4

Se deben extremar las precauciones con la plancha, al manipular estufas o el horno, ya que las quemaduras en el brazo afecto se infectan con facilidad.

5

Se deben emplear siempre guantes cuando se utilicen tijeras, cuchillos o cualquier otro utensilio cortante o cuando se realicen labores de jardinería. Utilice siempre dedal para coser.

6

Evitar las mordeduras y arañazos de perros y gatos.

7

Ante cualquier herida en la piel del brazo u hombro, es importante lavarla con agua y jabón y emplear un antiséptico.

8

Cuando se haga la manicura debe evitar: cortar las uñas con tijeras (es preferible el uso de cortaúñas), cortar las cutículas, morderse las uñas o arrancarse los padrastros.

9

Evite el calor excesivo en el brazo: no lavar ni fregar con agua muy caliente, no tome el sol sin la protección adecuada en el brazo, evite las saunas.

10

No haga ejercicios vigorosos y repetitivos con el brazo. Se puede hacer deporte (tenis, nadar) pero controlando el tiempo del ejercicio.

11

Evite cargar peso con el brazo afecto. No se coloque el bolso en el hombro de ese lado.

12

En el caso de linfedema: no se ponga pulseras, reloj ni anillos en dicho brazo.

13

Emplee maquinilla eléctrica para depilarse la axila.

14

Lleve una dieta sana y evite la obesidad: mantenga una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras y legumbres; ha de ser una dieta hipocalórica que ayude a prevenir la obesidad y evite las comidas con exceso de sal.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar brazos y manos con riesgo de linfedema, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Consejos
  • El tratamiento debe ser indicado por un médico.
Comentarios (3)

Escribir comentario sobre Cómo cuidar brazos y manos con riesgo de linfedema

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
SARA SIFUENTES
EXCELENTE INFORMACION.

giselky obaldia
necesito saber si tiene cura como se puede tratar porfavor
aitana
me crfece mucho la cutícula de las uñas de las manos y tengo linfedema controlado, ¿como hacer la manicura?
giselky
amiga habra un control para esa enfermedad

Cómo cuidar brazos y manos con riesgo de linfedema
Cómo cuidar brazos y manos con riesgo de linfedema