Compartir

Cómo controlar los nervios en el parto

Por Teresa Alvarez. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo controlar los nervios en el parto

Dar a luz es una experiencia intensa e irrepetible que en ocasiones a las mujeres les genera sensaciones de angustia e incertidumbre, puesto que se enfrentan a una situación para ellas desconocida y son muchos los sentimientos que afloran en ese momento. Sin embargo, los nervios que se acumulan a medida que se aproxima el momento del parto pueden ser reducidos. Por ello, desde unComo.com te proponemos cómo controlar los nervios en el parto, de manera que puedas disfrutar al máximo de la experiencia de la maternidad.

Clases de preparación

Asistir a clases de preparación al parto ayuda desde las semanas inmediatamente anteriores a ese momento a controlar los nervios que se acumulan al final del embarazo. Aprender las técnicas de relajación y respiración que puedes aplicar mientras das a luz es una de sus principales ventajas.

Otra, muy recomendable, es entrar en contacto con otras mujeres que se encuentran en la misma situación y poder, con ellas, compartir las dudas e incertidumbres que te genera el parto.

Acumulación de fuerzas

El parto es un momento en el que las mujeres desarrollan mucha tensión y, al tratarse de un ejercicio físico, les causa cansancio más allá de lo que puedan imaginar. Por ello, es importante que las semanas previas como gestante descanses lo máximo posible y aproveches el tiempo para realizar actividades de ocio y placer. Entre otros motivos, porque la llegada del bebé te supondrá un estrés añadido a tu recuperación.

En este sentido, el descanso antes de dar a luz facilita que las mujeres lleguen al momento del parto con menos nervios y mayores dosis de relajación. Ello se debe a que tienen la sensación de haber cumplido con una etapa y esperan que se inicie otra mucho más importante cuando vean la cara a su hijo.

Consulta a profesionales

Llegar al hospital es una situación de estrés para toda parturienta. Ello se debe a que el trabajo de parto lleva un tiempo produciéndose en el hogar y al ingresar en el centro hospitalario, las contracciones y la dilatación aumentan, incrementándose con ello el dolor que muchas mujeres sufren. Esta situación es subjetiva de cada embarazada, registrando cada una un umbral de dolor, pero la consulta con los profesionales sanitarios ayuda -y mucho- a sobrellevar los nervios antes de la expulsión del bebé.

Así, pregunta a tu matrona o ginecólogo cómo respirar adecuadamente así como el proceso en el que te encuentras. Conociendo datos concretos con respecto al desarrollo del parto te será más fácil mantener la calma y atisbar el final del alumbramiento.

En el paritorio

Es el momento que muchas mujeres detestan pero, aunque en algunas ocasiones suelen surgir complicaciones, lo cierto es que se trata de una fase más del parto, que tiene una duración mucho menos extensa de lo que a priori parece.

Por eso, es importante que para calmar los nervios de ese momento se recurra a la respiración con la que oxigenar al bebé y, a la vez, reducir el ritmo cardíaco. Así, con los nervios atemperados y con el mayor nivel de energías posible, solo necesitarás poner todas tus fuerzas en el proceso de expulsión y alumbramiento de tu hijo.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo controlar los nervios en el parto, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo controlar los nervios en el parto

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo controlar los nervios en el parto
Cómo controlar los nervios en el parto

Volver arriba