Compartir

Cómo controlar el genio

Por Remedios Gómez Alonso. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo controlar el genio

¿Tienes problemas con tu mal carácter? ¿Sientes que tu ira y genio te juega malas pasadas? Ante todo debes aceptar que tener mal genio es un estado de ánimo muy normal en el ser humano y lo realmente extraño sería no tener nunca estos arrebatos de ira. El problema viene cuando con esos ataques de mal genio todo se vuelve oscuro, y las ideas se desordenan en tu mente. En unComo.com te contamos cómo controlar el genio para que no descontrole tu vida.

También te puede interesar: Cómo controlar la ira
Pasos a seguir:
1

Vamos a darte algunas recomendaciones para aprender a controlar el mal genio y que éste no controle tu vida. Aunque te parezca difícil ponerlo en práctica, la paciencia es la base para tener a raya esas emociones de ira. Cuando el mal genio hace acto de presencia de forma imprevista lo mejor es respirar profundamente así conseguirás relajarte e incluso puede que, de esa forma, llegue más oxígeno a tu cerebro para que gestiones tus emociones con menos estrés y ansiedad. Cuando te enfrentas a situaciones que sabes que te van a angustiar, lo mejor es dar un paso atrás y evita usar palabras o gestos que reflejen tu nerviosismo o ira.

2

Otro buen consejo para controlar el mal genio es intentar darte cuenta de que cuando estás en ese estado las personas se alejan de ti. No es positivo para tus relaciones sociales estar siempre enfadado y alerta; lo ideal es intentar relajarse porque la ira no sólo te aislará del mundo sino que perjudicará tu salud. Si estás molesto o lleno de ira, si puedes respira y toma asiento e incluso, si estás en privado, acuéstate. Haz lo imposible por calmarte y reducir esa ira a mínimos.

En unComo te damos más consejos que te ayudarán a liberar la rabia.

Cómo controlar el genio - Paso 2
3

Es fundamental para controlar el mal genio contar hasta 10 y respirar con profundidad para reaccionar de la mejor de las formas. Tras esos segundos, piensa, sé racional y verás como todo tiene solución; si, por ejemplo, notas que te estás alterando por tener una conversación por mensajes con alguien, no tienes más que cortar y punto. Todo, por supuesto, con educación y en cuanto estés de otro humor, retoma la charla con esa persona; a veces, una manera de controlar el mal genio es pensar en todo lo bueno de esa persona y no en lo que te irrita.

4

Una buena recomendación para hacer frente a la ira es que, al dirigirte a otras personas, evites por todos los medios desquiciarte con ellas. Los demás no tienen por qué pagar por tu genio, eres tú el que debe saber gestionar sus emociones, no debes culpar a los demás de nada, es más, si puedes irte a algún sitio a donde gritar y descargarte, hazlo.

Deja que tus emociones afloren pero no te descargues con inocentes. Lo importante es centrarte en que la vida está llena de belleza y siempre hay motivos para ser feliz.

Cómo controlar el genio - Paso 4

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo controlar el genio, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud mental.

Escribir comentario sobre Cómo controlar el genio

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo controlar el genio
1 de 3
Cómo controlar el genio

Volver arriba