Compartir

Cómo comer sano sin verduras

 
Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo comer sano sin verduras

Hay muchas personas que quieren empezar a cuidarse y alimentarse correctamente pero tienen un ligero inconveniente: ¡no soportan las verduras! Ante esta situación puede ser complicado llevar una dieta saludable y equilibrada pues este grupo de alimentos es muy beneficioso para nuestro organismo al aportarnos una gran cantidad de vitaminas y minerales con un bajísimo aporte en calorías. Pero, ¡tranquila!, si no te gustan las verduras puedes igualmente comer de forma saludable aunque, eso sí, deberás compensar la falta de estos alimentos aumentando el consumo de frutas, otro grupo alimenticio la mar de saludable y nutritivo. En este artículo de unComo vamos a darte las claves para que sepas cómo comer sano sin verduras y poder disfrutar de una vida en perfectas condiciones sin necesidad de tomar recetas que no te gusten.

También te puede interesar: Cómo comer sano con poco tiempo
Pasos a seguir:
1

Uno de los elementos que tomamos cuando llevamos una dieta rica en verduras es la fibra ya que, la mayoría de los vegetales, cuentan con un rico aporte en este componente. La fibra es perfecta para regular nuestro tránsito intestinal, para depurar el organismo y para saciar nuestro apetito, por este motivo es imprescindible introducirla en dietas para bajar de peso ya que, con menos cantidad, nos sentimos ya satisfechos.

Si queremos comer sano sin verduras deberemos, pues, incorporar alimentos ricos en fibra en nuestra dieta que procedan de otros ingredientes que no sean los vegetales como son los siguientes:

  • Frutos secos: las almendras, los cacahuetes, las nueces, etc., son ingredientes ricos en fibra que tendremos que incorporar en nuestro día a día para conseguir mejorar el funcionamiento de nuestro organismo. Pero ¡ojo, si quieres adelgazar no te excedas en su consumo, con 3 o 4 pedazos de frutos secos será suficiente, por eso es recomendable que los mezcles en recetas en lugar de comerlos de forma aislada.
  • Frutas: ya hemos dicho que, para sustituir la falta de vegetales en tu dieta, tendrás que aumentar el consumo de frutas ya que es un grupo de alimentos muy rico en nutrientes y muy bajo en calorías y, además, también nos aporta una interesante fuente de fibra.
  • Cereales y carbohidratos integrales: opciones como el arroz integral, la pasta o el pan son ricos en fibra cuando los escogemos en su versión integral ya que cuenta con el grano entero. Pero si quieres bajar de peso, deberás controlar el consumo de este grupo de alimentos y reducirlo a la primera mitad del día, es decir, a la hora del desayuno y del almuerzo.

De todas formas, resulta esencial que sepas cocinar sano pues es de vital importancia reducir las grasas, los azúcares y las toxinas de nuestra alimentación.

Cómo comer sano sin verduras - Paso 1
2

Aunque es posible comer sano sin verduras, lo cierto es que es altamente recomendable que intentes incorporar estos alimentos en tus recetas para, así, aprovechar sus nutrientes y reducir el consumo de otros productos que seguro son más calóricos. Por ejemplo, si vas a prepararte un pollo al horno, si solo te comes la carne, es probable que necesites más de una pieza para saciarte, en cambio, si lo acompañas con vegetales al horno como espárragos, alcachofas, etc., ya tendrás más que suficiente.

A continuación vamos a proponerte algunos métodos para camuflar las verduras de los platos y conseguir beneficiarte de su aporte nutritivo sin que te des ni cuenta:

  • Caldo de verduras: una buena manera de aprovechar los nutrientes de algunos vegetales es preparar un caldo con ellos y, si quieres, incorporar un poco de pollo para que tenga un sabor más intenso. ¡De esta forma estarás tomando verduras de una forma deliciosa!
  • Salsas con verduras: también puedes aderezar tus platos preparando una salsa que prepares de forma casera y que cuente con vegetales como ingrediente principal. Por ejemplo, la salsa napolitana es básicamente de verduras, lo mismo ocurre con la salsa de setas. Eso sí: si quieres comer sano lo mejor es que evites pasarte con el aceite o con componentes como la nata y la leche pues aumentarán considerablemente el aporte calórico de tu plato.
  • Añade verduras a tu bocadillo: otra manera perfecta de poder comer verduras sin darte apenas cuenta es incluir en tu sándwich un poco de lechuga, cebolla, tomate, pepinillo, maíz, ¡lo que quieras! De esta forma no necesitarás que la proteína sea tan grande ya que saciarás tu apetito además de nutrirte intensamente.
  • Mezcla carbohidratos con verduras: una buena manera de conseguir comer verduras y que te guste su sabor es mezclándolo con platos como, por ejemplo, pasta o arroz. Puedes preparar unos macarrones con tomates cherry, champiñones y cebolla, por ejemplo o un arroz con alcachofas o espárragos trigueros. ¡Buenísimos y sanísimos!
3

Eso sí, si quieres comer bien si no te gustan las verduras, será esencial que empieces a incorporar más frutas en tu dieta tomando de 5 a 8 piezas por día. Con este hábito conseguirás llenar tu cuerpo de vitaminas y minerales que también se encuentran en las verduras pero que, al no tomarlas, tenemos que suplirlas por otro lado.

Para conseguir hacer esto, te recomendamos que empieces a preparar recetas con frutas con las que no te parecerá estar comiendo tanta cantidad al día. Por ejemplo, preparar batidos o zumos con diferentes frutas es una idea estupenda para conseguir estar bien nutrido y que tu cuerpo no note la falta de vegetales en la dieta.

También te recomendamos que procures tomar fruta en todas tus comidas, a continuación vamos a darte un planning que puedes seguir día a día:

  • Desayuno: Prepara un batido de plátano y fresas para empezar el día
  • Media mañana: Toma una pieza de fruta del tiempo
  • Almuerzo: Haz que tu postre sea una fruta del tiempo
  • Merienda: Acompaña tu merienda con un jugo de naranja
  • Cena: Haz que tu postre sea una pieza de fruta

En este otro artículo de unComo te contamos cómo comer sano cada día con trucos y consejos que te ayudarán a cuidarte.

4

Además de todos estos consejos que acabamos de indicarte, si quieres comer sano te recomendamos que acudas al supermercado y pruebes otras nuevas verduras que, quizás, nunca has probado. Existen muchísimas variedades que puedes cocinar tanto al horno, como a la parrilla o preparando deliciosas recetas (lasañas de verduras, croquetas de setas, etc.) que seguro que te encantarán.

Te recomendamos que te atrevas a ampliar tu alimentación e incorporar variedades diferentes y deliciosas que harán que te reconcilies con las verduras. En este otro artículo de unComo te descubrimos 4 recetas con verduras para adelgazar que te ayudarán a inspirarte y tener ganas de probar nuevos platos.

Cómo comer sano sin verduras - Paso 4

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo comer sano sin verduras, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Vida saludable.

Escribir comentario sobre Cómo comer sano sin verduras

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo comer sano sin verduras
1 de 3
Cómo comer sano sin verduras

Volver arriba