Compartir

Cómo bajar la fiebre a un recién nacido

 
Por Aleix Cardona. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo bajar la fiebre a un recién nacido

Los niños pequeños y los bebés están en pleno desarrollo, justo empiezan a formar su cuerpo y organismo, por lo que su sistema inmunológico no está del todo maduro, haciéndolos más propensos a contraer infecciones y enfermedades de forma continuada. Con los años, a medida que van fortaleciendo sus defensas y creando anticuerpos, estas enfermedades de la infancia serán un gran escudo durante la vida adulta.

Sea como sea, cuando un recién nacido tiene fiebre es algo preocupante para unos padres que desean cuanto antes poder bajar su temperatura. Es por eso que en UnComo te traemos este artículo para que sepas qué es lo que le sucede a tu bebé y cómo bajar la fiebre a un recién nacido.

También te puede interesar: Cómo tratar la fiebre en bebés

Cuándo se considera fiebre en un recién nacido

Si cuando lo besas o tocas su frente notas que su temperatura está más elevada de lo normal probablemente es que tu bebé tenga fiebre. Es algo habitual en los recién nacidos, por lo que no te tienes que preocupar en exceso, cuando notes que tu hijo está más caliente de lo que suele, tómale la temperatura con un termómetro para saber si tiene fiebre o no.

Por lo general, entre 36 y 38 grados podemos hablar de temperatura normal en un bebé, por eso mismo, si sospechas que te bebé pueda estar enfermo o presenta otros síntomas a parte de la fiebre es recomendable consultar con un médico para que pueda hacer un diagnóstico certero.

Temperatura estable para bajar la fiebre

Con un poco de sentido común podremos actuar de la forma oportuna. En este estado, el bebé no necesita ni temperaturas altas que lo hagan sudar y deshidratarse ni temperaturas bajas que le hagan coger frío. La ropa retiene el calor corporal y mantiene el cuerpo del niño en temperaturas altas, para evitarlo deberemos quitarle la ropa. Eso sí, una vez le quitemos la ropa debemos asegurarnos que el ambiente es agradable y no pasará frío.

Si es invierno te aconsejamos revisar la temperatura a la que tienes la calefacción para no estimular que suba aún más el ambiente corporal, mientras que si es verano deberás tenerlo en una habitación fresca pero que no tenga corrientes de aire ni le de el aire acondicionado.

Cómo bajar la fiebre a un recién nacido - Temperatura estable para bajar la fiebre

Dieta líquida para coger fuerzas

Uno de los efectos secundarios de la fiebre es la deshidratación causada por la sudoración excesiva y las pocas ganas que los niños tienen de comer. Para evitar tanto la deshidratación como para facilitar que lleve una buena alimentación que le ayude a combatir la enfermedad, una buena opción es diseñar una dieta líquida: agua, zumos, sopas o leche materna y suero oral son alimentos que podrá comer sin dificultad y que le beneficiarán enormemente.

El agua controla la fiebre

El agua será uno de nuestros mejores aliados a la hora de bajar la fiebre a un recién nacido, son muchas las formas que podemos aprovechar su capacidad para robar la fiebre.

Hacer baños con agua a menor temperatura es una buena manera de controlarle la fiebre. No se aconseja hacer baños fríos, hay gente que hace eso y de ninguna manera ayuda al bebé, al contrario, los cambios bruscos de temperatura pueden empeorar su situación. Así que hay que bajar la temperatura del agua gradualmente. Lo que debes hacer es hacer un baño a la temperatura normal, y en vez de bañarlo directamente esperar un rato hasta que el calor del agua descienda.

Otra forma de hacerlo si no quieres que tu hijo pase mucho tiempo en remojo es usar compresas frías para mojar algunos puntos clave. Frente, cabeza, pies y muñecas ayudarán a rebajar su temperatura corporal y controlar la fiebre.

Cómo bajar la fiebre a un recién nacido - El agua controla la fiebre

Reposo y tranquilidad

A no ser que se sienta muy enfermo, que en ese caso no tendrá ganas ni fuerzas para hacer nada, si tiene poca fiebre puede que aún conserve energías para jugar y no parar ni un segundo. Igual que en los adultos, la mejor forma para reponerse de un contratiempo físico es el reposo y el descanso. No decimos que no tenga que moverse ni un momento, pero es preferible que no haga actividades físicamente exigentes que le puedan aumentar la temperatura y hacerlo sudar.

Remedio natural para bajar la fiebre a un recién nacido

El girasol tiene propiedades antipiréticas que podemos usar para bajar la fiebre a un recién nacido. Para ello deberemos usar los pétalos de la flor de girasol secos y mezclarlos con agua hirviendo. Al cabo de unos diez minutos habrán infusionado, momento en el cuál deberás añadirle miel o algún edulcorante que sea del gusto del bebé.

Un par de cucharadas cada ocho horas de esta infusión ayudará a bajarle la fiebre de forma natural y efectiva.

Por los pies pierden calor

Las zonas por dónde los bebés pierden más calor son la cabeza, las manos y los pies. Sabiendo esto podemos actuar de forma que pierdan suficiente calor como para dejar de tener fiebre. Una forma simple que se ha usado desde hace generaciones es descalzar a los niños con fiebre y hacer que anden por casa tocando directamente el suelo. Este, generalmente, suele estar a una temperatura más baja, por lo que en contacto con los pies y manos del bebé puede robarle mucho calor.

Cómo bajar la fiebre a un recién nacido - Por los pies pierden calor

Cuándo ir al médico

Como en todo, el sentido común puede ser tu mejor consejero a la hora de evaluar si debes llevar a tu hijo al médico. Debes saber que los casos de fiebre en los recién nacidos son muy comunes y a la vez muy volátiles. No es raro que un niño tenga fiebre unas horas y luego esta desaparezca.

Cuando aparezca la fiebre te recomendamos esperar al menos 24 horas para ver si aparece algún síntoma más. Normalmente será dolor de garganta, de oído o dolor al orinar, si no esperas a que se manifieste su dolencia irás al médico y te volverás sin saber qué tiene.

No obstante, si la fiebre es muy alta o notas como el niño se encuentra mal no tiene sentido esperar. Así pues, te recomendamos visitar el médico:

  • Cuándo el niño tenga menos de 3 meses de edad.
  • Si aparecen otros síntomas como dolor o mocos.
  • Si la fiebre dura más de 24 horas.
  • Si la fiebre es muy alta.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo bajar la fiebre a un recién nacido, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo bajar la fiebre a un recién nacido

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo bajar la fiebre a un recién nacido
1 de 4
Cómo bajar la fiebre a un recién nacido

Volver arriba