Compartir

Cómo aumentar la hemoglobina

Por Jessica Yuncoza, Editora de unCOMO. Actualizado: 16 julio 2019
Cómo aumentar la hemoglobina

La hemoglobina es una proteína de los glóbulos rojos o eritrocitos que se encarga de llevar oxígeno a los tejidos del cuerpo. Una hemoglobina baja puede ser síntoma de afecciones como la anemia, así como ser indicio de diversas enfermedades sanguíneas. Por eso y más, es de suma importancia mantener un nivel saludable de hemoglobina.

En esta oportunidad, en unCOMO, te explicamos cómo aumentar la hemoglobina y los tratamientos naturales que podemos seguir para ayudar al cuerpo a subir la hemoglobina rápidamente. ¡Continúa leyendo y aprende más al respecto!

Causas de la hemoglobina baja

Para entender cómo aumentar la hemoglobina, primero, es necesario conocer cuáles son las causas de la hemoglobina baja. Todo tratamiento dependerá de la razón por la que el cuerpo no produce la hemoglobina que necesita.

Leves descensos en los niveles de hemoglobina no tienen por qué ser siempre causa de preocupación o de un fuerte tratamiento médico. Por ejemplo, la menstruación y el embarazo son algunos de los escenarios en los que una baja en la hemoglobina es de esperar.

Esta proteína rica en hierro es producida por el organismo en la médula ósea, donde también se crean todas las demás células sanguíneas. Un conteo bajo de hemoglobina indica que el cuerpo no está recibiendo la cantidad de oxígeno suficiente para funcionar correctamente.

Para que la médula ósea pueda producir hemoglobina, necesita de minerales y vitaminas como:

  • Hierro
  • Vitaminas del grupo B
  • Folato o ácido fólico

Una deficiencia en cualquiera de estas sustancias puede provocar hemoglobina baja. Sin embargo, otras causas de la hemoglobina baja pueden incluir:

  • Pérdida de sangre a través de una hemorragia interna o externa.
  • Enfermedades hereditarias.
  • Trastornos de la médula ósea.
  • Enfermedades del sistema inmunitario.

Aunque las causas citadas anteriormente son más serias, son, asimismo, menos comunes. Un déficit nutricional suele esconderse como la razón principal de la hemoglobina baja, por lo que mantener una alimentación balanceada es clave para la prevención de la anemia o de la hemoglobina baja.

En cualquier caso, el médico estudiará los análisis sanguíneos de sus pacientes y, si el conteo de hemoglobina es bajo, determinará cuál es el mejor procedimiento a seguir para descifrar por qué la hemoglobina ha bajado. Si quieres conocer más al respecto, consulta nuestro artículo sobre las causas de la hemoglobina baja.

Hemoglobina baja y anemia: síntomas y consecuencias

Una hemoglobina considerablemente baja es uno de los principales síntomas de la anemia, una afección en la cual el número de glóbulos rojos en la sangre desciende. La anemia puede ser consecuencia de enfermedades subyacentes o bien puede ser resultado de una mala alimentación.

Los síntomas de la anemia varían según la causa, pero los diferentes tipos de anemia y la hemoglobina baja suelen tener un síntoma en común: el cansancio. Sentirse demasiado exhausto como para realizar las actividades diarias podría, aunque no exclusivamente, ser síntoma de que algo está mal con el nivel de glóbulos rojos y hemoglobina en sangre. Otros síntomas incluyen:

  • Mareos
  • Vértigo
  • Falta de aliento
  • Palidez en la piel y las encías
  • Frío en las manos o en los pies

Si sospechas que sufres de anemia y que tienes la hemoglobina baja, consulta inmediatamente al médico. A largo plazo, la anemia continuará obligando a los órganos del cuerpo a funcionar sin suficiente oxígeno, lo que puede traer como consecuencia agotamiento extremo e imposibilidad para realizar las actividades diarias.

Además, la anemia puede provocar que el corazón lata con mayor fuerza para compensar por la falta de oxígeno, así que el riesgo de fallos cardíacos aumentará. En los niños, la hemoglobina baja y la anemia pueden provocar daños en el desarrollo físico, social y emocional.

Para conocer cómo deberían lucir los valores de la hemoglobina en sangre, visita nuestro artículo Cuáles son los valores normales de hemoglobina.

Cómo aumentar la hemoglobina - Hemoglobina baja y anemia: síntomas y consecuencias

Cómo subir la hemoglobina: tratamientos médicos

Ya que no todas las causas de la hemoglobina baja son iguales, el tratamiento médico para precisar cómo subir la hemoglobina tampoco lo será en muchos casos. Estos son algunos de los tratamientos que los doctores podrían considerar en casos en los que la hemoglobina baja es causa de preocupación médica.

Transfusión de sangre

Cuando la hemoglobina está en niveles peligrosamente bajos, tan bajos que pueden ocasionar daños al corazón, los médicos evaluarán realizar transfusiones de sangre para subir la hemoglobina rápidamente, así como el resto de las células sanguíneas. Esto puede ocurrir con niveles de hemoglobina en 8 o 7.

Trasplante de médula ósea

En el caso de enfermedades de la médula ósea, en las que la médula es incapaz de producir las células necesarias, un trasplante de médula ósea puede ser el mejor o el único tratamiento disponible para curar la anemia y restaurar los niveles de hemoglobina. Mientras tanto, las transfusiones de sangre también pueden ayudar a los pacientes.

Hay enfermedades del sistema inmunitario que provocan que sea el cuerpo el que ataque las células creadas por la médula ósea. En esos casos, el médico recetará los medicamentos necesarios para controlar la enfermedad. Este también es el caso en los que la hemoglobina baja es provocada por infecciones, para las cuales se recetarán los antibióticos necesarios.

Tratamientos hormonales

Cuando la hemoglobina baja es causada por exceso de sangrado menstrual, el médico puede recetar tratamientos hormonales para controlar la cantidad de sangre que se pierde en cada regla.

Suplementos nutricionales

Para el tipo de anemia más común, la anemia ferropénica o anemia por deficiencia de hierro, el tratamiento consistirá en tomar medicamentos para subir el hierro, tal como lo son los suplementos ricos en este mineral, y realizar cambios en la dieta.

Este también es el caso cuando la hemoglobina baja es provocada por una deficiencia de vitamina B12 o ácido fólico. Suplementos y cambios en la dieta ayudarán a curar la anemia rápidamente.

Hay situaciones en las que la hemoglobina baja es provocada por una incapacidad del cuerpo para absorber los nutrientes necesarios para crearla. Esto puede ocurrir como consecuencia de enfermedades gastrointestinales o autoinmunes. En estos casos, el consumo de dosis altas de las vitaminas o minerales que faltan, así como su aplicación por vía intravenosa, es uno de los tratamientos a recetar por los médicos.

Remedios caseros para subir la hemoglobina

Cuando la causa de la hemoglobina baja es un déficit nutricional, se puede ayudar al cuerpo a recuperarse rápidamente con remedios caseros para subir la hemoglobina. La clave está en una mejor alimentación. Para saber cómo aumentar la hemoglobina, debemos buscar alimentos y recetas ricas en los nutrientes necesarios para la creación de células sanguíneas.

Como hemos mencionado anteriormente, el hierro es uno de los principales componentes de la hemoglobina. Los humanos consumen el hierro que necesitan a través de los alimentos, de donde vienen en dos formas: hierro hemo y hierro no hemo.

El hierro hemo, de origen animal, es de fácil absorción para el organismo. Sin embargo, el hierro hemo, encontrado en alimentos de origen vegetal, es más difícil de absorber. En ambos casos, el cuerpo se ayuda de nutrientes como la vitamina C para aprovechar el hierro de los alimentos efectivamente.

Alimentos para subir la hemoglobina

Una dieta rica en todos los compuestos que hemos mencionado ayudará al organismo a mantener un nivel de hemoglobina normal. Algunos alimentos ricos en hierro incluyen:

  • Almejas y berberechos: son algunos de los alimentos más ricos en hierro, contienen más de la ingesta diaria necesaria.
  • Cereales integrales: en la actualidad, muchos cereales vienen fortificados con hierro y otras vitaminas. Para facilitar su absorción, se recomienda consumirlo con ingredientes que contengan vitamina C.
  • Carnes: las carnes de pollo, res, pescado, cerdo, entre otras, son famosas por su alto contenido en hierro de fácil absorción.
  • Lentejas: constituyen una de las legumbres más ricas en hierro de origen vegetal.

Asimismo, si se busca mejorar la absorción del hierro en el cuerpo, se recomienda consumirlo en compañía de alimentos ricos en vitamina C, tales como las frutas cítricas, como las naranjas y el limón, los vegetales de hojas verdes, como el brócoli. Otros ingredientes conocidos por su gran aporte de vitamina C incluyen el hígado de pollo, las zanahorias, los pimientos, las nueces y los pistachos.

Si se añaden suplementos nutricionales a la dieta, es recomendable consumirlos en la mañana. No se recomienda tomarlos con café o chocolate, ya que estos son inhibidores de la absorción del hierro y, más bien, son utilizados como alimentos que bajan la hemoglobina. En cambio, un jugo de naranja es una excelente opción.

Si la hemoglobina baja es causa de una deficiencia de vitaminas B12 o B6, estos son algunos de los alimentos que se pueden incluir en la alimentación para asegurar un mayor consumo de dichos nutrientes:

  • Alimentos ricos en vitamina B6: el salvado de trigo, el arroz, el hígado de pavo, los pescados como el atún o el bacalao, la pechuga de pollo, las especias como la albahaca y el orégano, así como también frutas como el plátano y el aguacate.
  • Alimentos ricos en vitamina B12: los mariscos, el hígado de vaca, la yema de huevo, el pulpo, la caballa y lácteos como el queso suizo y el yogur.

Por su parte, el ácido fólico, folato o vitamina B9 también es de vital importancia para la creación saludable de células sanguíneas. Algunos alimentos ricos en ácido fólico son:

  • Vegetales verdes como la espinaca
  • Legumbres como las judías, los garbanzos y los guisantes
  • Espárragos
  • Aguacates
  • Huevos
  • Hígados de pollo y vaca
  • Cereales fortificados con ácido fólico

Si quieres conocer más alimentos y recetas para subir la hemoglobina, no dudes en consultar nuestro artículo Alimentos para subir la hemoglobina.

Cómo aumentar la hemoglobina - Remedios caseros para subir la hemoglobina

Jugos para subir la hemoglobina

Los jugos son una alternativa deliciosa tanto para aumentar la hemoglobina como para favorecer la absorción del hierro. Además, también ayudan a mantener el cuerpo sano, lleno de energía y a prevenir la anemia y otras enfermedades relacionadas.

La clave está en incluir alimentos ricos en los compuestos de los que hemos hablado anteriormente. Una combinación de todos estos ingredientes dará como resultado una bebida saludable cargada de nutrientes. Estos son algunos de los mejores jugos para aumentar la hemoglobina:

Jugo de remolacha, zanahoria y naranja

Las remolachas, una gran fuente de hierro, brillan en este jugo para subir la hemoglobina que incluye dos alimentos ricos en vitamina C: la zanahoria y la naranja. Para elaborarlo, necesitas:

  • 1 remolacha
  • 1 zanahoria
  • 6 naranjas

Pela y trocea la remolacha y la zanahoria, extrae el jugo de la naranja y mézclalo todo en una licuadora o batidora.

Jugo de espinacas, apio y zanahoria

Este batido para subir la hemoglobina es perfecto para mejorar la absorción del hierro y subir la ferritina. Para prepararlo, necesitas:

  • 6 zanahorias
  • 1 manojo de espinacas
  • 1 tallo de apio

Lava, pela y trocea todos los ingredientes y mételos dentro de la licuadora. Bate hasta obtener el jugo y disfrútalo frío.

En este artículo, puedes ver otros jugos para la anemia recomendables.

Cómo subir la hemoglobina en el embarazo

Durante el embarazo, las mujeres corren un riesgo más alto de desarrollar anemia ferropénica y hemoglobina baja. Por esta razón, para saber cómo subir la hemoglobina en el embarazo, es de suma importancia que la alimentación se cuide más que de costumbre.

Debido a que la ingesta de hierro y vitamina B12 durante la gestación es vital para la salud de la madre y el bebé, es recomendable consultar con el médico si es necesario tomar suplementos de estos nutrientes, en especial, si se sigue una dieta vegetariana y no se consume hierro hemo.

El mejor tratamiento natural siempre será seguir una alimentación balanceada. Añadir legumbres, frutas, cereales fortificados y productos cárnicos a la dieta ayudarán a prevenir la anemia en el embarazo.

Por otra parte, se puede disminuir el consumo de alimentos malos para la anemia, tales como aquellos ricos en calcio, especialmente, durante la tarde. También es recomendable mantener un consumo moderado de café y té.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aumentar la hemoglobina, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Bibliografía
  • Office of Dietary Suplements. (febrero 17, 2016). Hierro. Hoja informativa para consumidores. Recuperado el 9 de julio de 2019, de National Institutes of Health. Disponible en: https://ods.od.nih.gov/factsheets/Iron-DatosEnEspanol/
  • Redondo, N.. (s/f). Alimentos ricos en hierro para embarazadas con anemia. Recuperado el 9 de julio de 2019, de Natalben. Disponible en: https://www.natalben.com/embarazo-anemia-alimentos-ricos-hierro

Escribir comentario sobre Cómo aumentar la hemoglobina

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
omar gonzalez
deseo aumentar mi hemoglobina la tengo en 10 soy hombre de 80 años de edad

Cristina Alonso
Hola Martha, Depende de las características de cada persona. En general se considera bradicardia al pulso inferior a 60 latidos por minuto. Pero los deportistas por ejemplo, pueden llegar a tener 40 latidos y ser normal, porque el tamaño de su corazón está aumentado. Realmente por esos valores que me comentas no hay nada por lo que preocuparse. Un saludo.
martha a. michel
Es normal que una persona tenga establemente de 58 a 62 pulsaciones por minuto? Gracias.

Cómo aumentar la hemoglobina
1 de 3
Cómo aumentar la hemoglobina

Volver arriba