Compartir

Cómo aliviar la tos con cebolla

Por Irene Juste. Actualizado: 14 febrero 2017
Cómo aliviar la tos con cebolla

La tos es un síntoma de diversos problemas de salud, desde resfriados hasta gripe o bronquitis, que resulta realmente molesto. Es habitual que cuando este síntoma persiste o incluso provoca otros problemas acabemos por buscar todas las soluciones posibles para calmarla o eliminarla. De hecho, combinar los tratamientos médicos con los remedios caseros para combatir la tos es algo muy efectivo y recomendado. Uno de los productos naturales más usados para lograr este objetivo es la cebolla, ya sea sola o combinada con otros elementos para reforzar su efecto.

Por este motivo, en unCOMO queremos explicarte cómo aliviar la tos con cebolla de las formas más fáciles que ofrecen buenos resultados. Toma nota de cómo puedes aprovechar los beneficios de este vegetal y di adiós a este molesto síntoma.

También te puede interesar: Cómo tratar la tos

Propiedades de la cebolla

Este vegetal es un alimento que, gracias a las propiedades curativas que posee y al hecho de que es fácil de encontrar en la mayoría de hogares, resulta perfecto como remedio casero para varios aspectos de nuestra salud.

Este vegetal lleva utilizándose para tratar problemas de salud desde hace muchas generaciones y, de hecho, es comúnmente usado como diurético, para fortalecer las defensas, regular el azúcar en sangre, proteger el corazón y para mejorar la salud de nuestra piel y cabello. Además, uno de los usos más extendidos es utilizar la cebolla para combatir la tos y otros problemas respiratorios como un resfriado, la congestión nasal, el asma o las bronquitis entre otros.

Antes de conocer cómo reducir la tos con este vegetal es bueno conocer algunos de los componentes que le confieren todas estas propiedades para la salud. Entre los componentes de la cebolla encontramos los siguientes:

  • Vitaminas E, C y B6.
  • Minerales como fósforo, potasio, sodio y magnesio.
  • Alicina, aliína y otros componentes sulfurados.
  • Ácido glicólico, tiosulfínico, glutamínico y tiopropiónico.
  • Flavonoides como la quercetina y la rutina.

Todos estos componentes nos aportan una solución natural contra afecciones como las mencionadas anteriormente. En el caso de la tos, tanto si esta es con mucosidad como si es seca, este alimento consigue calmar y desinflamar las vías respiratorias además de ayudar en la expectoración de la mucosidad acumulada. Por todo esto, este vegetal es uno de los mejores remedios caseros para la tos de los niños.

En las siguientes líneas encontrarás las formas más eficaces para beneficiarse de este vegetal y acabar con este molesto síntoma, ya sea inhalando sus vapores directamente o bien ingiriéndola en forma de jarabe.

Cómo aliviar la tos con cebolla - Propiedades de la cebolla

La cebolla cortada

Gracias a los vapores que emanan de la cebolla cortada, el ambiente gana humedad y sus propiedades son inhaladas al respirar cerca de ella, por este motivo es uno de los remedios caseros para la tos seca más usados en todo el mundo. Por lo tanto, como este es uno de los trucos para quitar la tos más sencillos y efectivos que hay, a continuación, te explicamos cómo aliviar la tos con cebolla cortada paso a paso:

  1. Corta una cebolla grande por la mitad o en cuartos y colócala en un plato o cuenco.
  2. Si es grave o bien hay mucha mucosidad se pueden poner todos los trozos en el plato, pero si todavía no se ha complicado con media será suficiente.
  3. Coloca el plato en la habitación unos minutos antes de irse a dormir y cierra la puerta, de esta forma los vapores del vegetal irán llenando la habitación.
  4. Se puede colocar en la mesilla de noche o bien, debajo de la cama o cerca de esta.
  5. Colocándola así en la habitación para respirar mejor por la noche conseguiremos poder descansar varias horas seguidas y reducir este síntoma, pero también debemos tratarnos médicamente el problema de salud que causa este síntoma para acabar de solucionarlo.
Cómo aliviar la tos con cebolla - La cebolla cortada

Cebolla y azúcar

Además, existe una forma de aumentar el efecto de la cebolla para la tos. Por lo tanto, si crees que persiste mucho o que hay mucha mucosidad, además de poner todos los trozos de este vegetal a la vez y más cortados, puedes seguir estas instrucciones:

  1. Cuando cortes la cebolla en varios trozos y la coloques un plato o cuenco, espolvoréala con 1 o 2 cucharaditas de azúcar, puesto que provoca que este alimento libere más cantidad de vapores.
  2. Asimismo, añádele 1 o 2 cucharaditas de agua después del azúcar y con esto conseguirás reducir la intensidad de los vapores, por lo que es bueno hacerlo en caso de que haya sensibilidad o sea de olor muy fuerte.
  3. Coloca el plato en la habitación, en la mesilla o al lado de la cama.
  4. Cierra las ventanas y la puerta, o bien esta déjala prácticamente cerrada, de esta forma te asegurarás de que los vapores se concentren.

Este es un remedio muy indicado para niños puesto que muchas veces tienen problemas de vías respiratorias con este molesto síntoma, tanto seca como con mocos, que a veces se alargan demasiado y esta es una forma sencilla de ayudarles. Pero también es perfecta para usarla en adultos que quieran reforzar el tratamiento médico que estén siguiendo y, así, poderse recuperar antes. Se puede utilizar en cualquier momento del día, pero es especialmente recomendable poner cebolla cortada en la habitación por la noche debido a que, normalmente, es cuando este síntoma empeora más y cuando estamos más horas seguidas en casa.

Jarabe de cebolla y miel

Seguimos explicándote cómo calmar la tos con este vegetal con otro remedio casero fácil de hacer: tomar un jarabe hecho a base de este alimento y otros ingredientes que ayudan a reducir este síntoma. Este jarabe se debe tomar entre 2 y 3 veces al día, pero si es muy recurrente o está acompañada por mucha mucosidad, podemos tomarlo alguna vez más para aliviarnos. Aunque optemos por tomar este jarabe de cebolla y miel, no debemos olvidar que hay que acudir al médico para encontrar el origen de este síntoma y combatirlo cuanto antes. Ahora, presta atención a las siguientes indicaciones para hacer tu propio jarabe de cebolla para la tos:

Ingredientes

  • 2 cebollas pequeñas o 1 grande
  • 2 cucharadas de miel natural
  • 1 limón
  • Un recipiente de cristal que cierre bien
  • Agua

Instrucciones

  1. Pela estos vegetales, córtalos en trozos muy pequeños y ponlos en el recipiente de cristal.
  2. Añade 2 cucharadas grandes de miel natural y mezcla hasta que se vea homogéneo.
  3. Exprime el zumo 1 limón y añádelo a la mezcla.
  4. Si crees que ha quedado muy espeso o fuerte de sabor añade un poco de agua, como máximo medio vaso pequeño de agua.
  5. Deja que esta mezcla repose bien cerrada durante al menos 8 horas y después comienza a tomar este jarabe como hemos indicado, siempre guardando bien cerrado el resto para la próxima vez que tomes.
Cómo aliviar la tos con cebolla - Jarabe de cebolla y miel

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aliviar la tos con cebolla, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo aliviar la tos con cebolla

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
irma
como curar la tos con flemas
Irene Juste (Editor/a de unCOMO)
Hola Irma,

Aquí te dejo información sobre Cómo curar la tos con flema:

https://salud.uncomo.com/articulo/como-curar-la-tos-con-flema-remedios-caseros-muy-efectivos-3052.html

Saludos
Pascual Lizarraga Porchontinta
El artìculo me parece interesante y lo voy a poner en practica. espero conseguir resultados positivos.
gracias.
Irene Juste (Editor/a de unCOMO)
Hola Pascual,

Muchas gracias por tu comentario. Esperemos que te funcione muy bien y que vuelvas para contarnos cómo resultó.

Saludos

Cómo aliviar la tos con cebolla
1 de 4
Cómo aliviar la tos con cebolla

Volver arriba