Compartir

Cómo afecta a un niño no dormir bien

Por Carla Martínez Dantí. Actualizado: 16 enero 2017
Cómo afecta a un niño no dormir bien

No dormir bien, no descansar correctamente o no poder conciliar bien el sueño puede afectar mucho tanto a mayores como a pequeños. En el caso de estos últimos, la falta de sueño puede acarrear trastornos y consecuencias que afecten a los niños a su buen desarrollo y crecimiento. Si ves que a tu pequeño es reacio a ir a la cama y a dormir las horas necesarias, lee con atención el siguiente artículo de unComo.com. En esta ocasión, te explicamos cómo afecta a un niño no dormir bien. Mejora el rendimiento de tu hijo con las siguientes pautas para que la falta de sueño no le haga tener días terribles. ¡Toma nota!

Pasos a seguir:
1

Al igual que sucede con la gente mayor, no dormir bien puede afectar profundamente a cualquier niño, principalmente en su crecimiento. Cuanto más pequeños más necesario es el sueño, para que el desarrollo de sus capacidades intelectuales y motoras sea óptimo.

2

¿Cómo te afecta a ti mismo la falta de sueño? Cada vez más café, cada vez más alarmas, cada vez más cabreos... El cansancio y el agotamiento pueden llevarte a no rendir adecuadamente en el trabajo. Pues esto mismo les suele suceder a los pequeños: dormir poco les puede afectar en el rendimiento intelectual. La alteración de la memoria, problemas de habla, de carácter o bajo rendimiento escolar pueden ser algunas de las consecuencias de que el niño no duerma bien.

3

Por otro lado, la falta de sueño de los pequeños puede afectar directamente al estado de animo del niño. Si observas que tu hijo o hija cada vez está más irritable o irascible, o padece sentimientos de tristeza y apatía notables, pueden ser síntomas claros de que no está descansando ni durmiendo adecuadamente.

4

Asimismo, a un niño la falta de sueño le producirá un gran cansancio y agotamiento, tanto físico como mental. Piensa que hoy en día, el ritmo de vida de los más pequeños es muy elevado, puesto que está estrechamente ligado a la rutina de los padres. Levantarse muy temprano, ir a la escuela, hacer actividades extraescolares, cenar y acostarse tarde... Todo ello hará que se sienta desanimado y decaido, y que no tenga ganas ni de ir a la escuela ni de realizar otras actividades.

5

Por otro lado, es importante que el pequeño duerma las horas necesarias y que descanse correctamente para evitar una disminución en el rendimiento escolar. Está cientificamente comprobado que los niños que no tienen un buen sueño pueden sufrir fracaso escolar. Esto viene dado por la disminución de la atención, provocada por el cansancio, así como falta de ánimo y concentración o desmotivación.

6

A nivel médico la falta de sueño también puede acarrear diversos problemas. Trastornos alimenticios, cefaleas o ser propenso a las infecciones y enfermedades son algunas de las consecuencias de no dormir bien. Asimismo, los pequeños pueden ver disminuidos sus reflejos, lo cual puede provocar ciertos accidentes.

7

Para asegurarte de que tu hijo o hija duerme correctamente, debes establecer unas rutinas. Es importante que los niños coman y se acuesten en un horario estrictamente establecido. Asimismo, debes controlar la dieta de los pequeños y evitar que consuman productos que pueda distraer su sueño, como refrescos con cafeína.

8

Si observas que el problema es mucho más notorio, no dudes en consultar a tu pediatra para saber cómo se puede solucionar la falta de sueño para que no afecte directamente a su desarrollo.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo afecta a un niño no dormir bien, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Escribir comentario sobre Cómo afecta a un niño no dormir bien

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo afecta a un niño no dormir bien
Cómo afecta a un niño no dormir bien

Volver arriba