Compartir

Cómo actúa la nicotina en el cerebro

 
Por Aleix Cardona. Actualizado: 1 agosto 2019
Cómo actúa la nicotina en el cerebro

Gobiernos, autoridades sanitarias, científicos, publicidad y las experiencias propias nos vienen alertando desde hace años de los problemas derivados del consumo del tabaco. Aún así, siguen siendo millones las personas alrededor del mundo que no solo siguen fumando o consumiéndolo en alguna de sus formas, sino que además cada día se engancha nueva gente.

¿Cómo es posible que la gente siga fumando sabiendo los riesgos que el tabaco tiene para la salud? Para encontrar una respuesta habrá que ver cómo actúa la nicotina en el cerebro, ver cuáles son los cambios que esta sustancia provoca en nuestro organismo y que nos vuelven dependientes.

En el siguiente artículo de unCOMO te explicaremos cómo actúa la nicotina en el cerebro, comparando su efecto con el de otras drogas y analizando las consecuencias a corto y largo plazo de consumir tabaco.

También te puede interesar: Cómo usar un parche de nicotina

Cómo llega la nicotina al cerebro

La razón por la que durante tantas generaciones la gente haya consumido tabaco en todas sus presentaciones: fumado, mascado o esnifado, es por la nicotina, la droga presente en esta planta que nos provoca adicción.

Cuando fumamos, la nicotina entra con el humo a los pulmones, donde esta es absorbida por los alvéolos y pasa a formar parte del torrente sanguíneo, que posteriormente irrigará el cerebro. Este proceso es rapidísimo, apenas pasan 8 segundos desde que la persona da la calada hasta que la nicotina llega al cerebro. En el caso del tabaco masticado el proceso es parecido, lo único que en vez de por los alvéolos, el paso al torrente sanguíneo se da a través de la mucosa de la boca.

Pero sería absurdo pensar que los efectos secundarios de la nicotina se dan solo en el cerebro, obviamente que afecta al cerebro, pero afecta de forma global a todo el cuerpo:

  • Altera la frecuencia cardíaca
  • Altera la presión arterial
  • Altera el ritmo de la respiración

De hecho, en altas cantidades la nicotina puede llegar a ser mortal, razón por la cuál durante muchos años se ha usado como pesticida. Teniendo claro todo esto, ¿Cómo es posible que la gente siga fumando? La respuesta está en su capacidad de adicción, en la forma cómo la nictoina afecta nuestro cerebro y personalidad.

Cómo actúa la nicotina en el cerebro - Cómo llega la nicotina al cerebro

La dopamina, falsos efectos positivos

La dopamina es un neurotransmisor presente en nuestro cuerpo que es considerado el centro del placer, el elemento que regula los deseos, motivaciones y conductas que nos proporcionan sensaciones placenteras.

El caso es que cuando fumamos, y una vez la nicotina ya ha ingresado en nuestro torrente sanguíneo, esta sustancia activa unas estructuras del cerebro que conocemos como receptores. Una vez los receptores cerebrales son activados, liberan dopamina, lo que nos proporciona sensación de placer y bienestar. El hecho de que al liberar dopamina sintamos placer es el principal culpable de que el tabaco nos cause adicción, pues el cuerpo querrá repetir esta acción que ha causado placer.

Cómo actúa la nicotina en el cerebro - La dopamina, falsos efectos positivos

Cómo afecta el tabaco al cerebro

  • Entre los efectos secundarios del tabaco encontramos los daños a la memoria y al aprendizaje. Un claro ejemplo de ello es que las personas que a lo largo de su vida han fumado son mucho más propensas a sufrir demencia senil que aquellas que no lo han hecho.
  • Los fumadores pueden ver afectadas áreas del cerebro que se encargan de razonar, viendo ralentizadas algunas de sus respuestas mentales.
  • Dependiendo de la edad a la que se inicie la práctica fumadora puede haber unas consecuencias u otras. Se ha demostrado que los adolescentes fumadores pueden tener más problemas en el control de las emociones y sentimientos que los adolescentes sanos.
  • Fumar daña la corteza cerebral, lo que conlleva que este disminuya de tamaño con una consecuente pérdida de inteligencia.
  • Finalmente, el hecho de fumar también afecta claramente a la toma de decisiones, mucho más difícil para los fumadores que para los que se han abstenido del humo.

¿Cómo dejar de fumar? Lo que sucede en tu cerebro

A medida que la persona sigue fumando, el numero de receptores que tiene en el cerebro va creciendo en gran cantidad, pues el cuerpo se acostumbra a la dosis y necesita un aumento en la cantidad de nicotina para seguir teniendo las mismas sensaciones. Si se intenta dejar de fumar o no se le da al cuerpo la nicotina que quiere aparecen los síntomas de la abstinencia:

  • Fuertes ganas de fumar.
  • Estado de ansiedad.
  • Carácter irritable.
  • Sensación de inquietud.
  • Dificultades para concentrarse.
  • Estado depresivo.
  • Sensación de frustración.
  • Enfado e ira.
  • Hambre por ansiedad.
  • Insomnio.

Teniendo en cuenta los efectos de la nicotina en el cerebro, no es de extrañar que aparezcan estos síntomas cuando nuestro organismo detecta que los niveles son bajos, manteniéndose en ese estado hasta que no se fuma un cigarro.

De hecho, son muchas las personas que necesitan recurrir a tratamientos contra el tabaquismo para poder desengancharse de este hábito tan nocivo, algunos te los hemos explicado en unCOMO como enseñándote cómo superar el síndrome de abstinencia del tabaco.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo actúa la nicotina en el cerebro, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud mental.

Escribir comentario sobre Cómo actúa la nicotina en el cerebro

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo actúa la nicotina en el cerebro
1 de 3
Cómo actúa la nicotina en el cerebro

Volver arriba