Compartir
Compartir en:

Causas del estrés oxidativo

6 veces compartido
 
Causas del estrés oxidativo

El estrés oxidativo se da cuando en nuestro organismo hay un gran nivel de oxidación en las células, es decir que se produce a mayor ritmo que el habitual, y por ello podemos padecer distintas afecciones e incluso enfermedades graves. Los efectos de este proceso podemos verlos más fácilmente en la piel y en el cabello, pero se da en todo nuestro organismo. Conocer el máximo de detalles sobre esta situación te ayudará a evitarla dentro de lo posible y a reconocer los síntomas para actuar lo antes posible y seguir manteniendo tu salud en buen estado.

Así, en unCOMO te explicamos cuáles son las principales causas del estrés oxidativo y todo lo que necesitas saber relacionado con este tema de salud, como los síntomas, enfermedades relacionadas y algunas recomendaciones.

También te puede interesar: Cómo combatir el estrés oxidativo

Qué son la oixidación y el estrés oxidativo

La oxidación, los radicales libres y los antioxidantes son algo habitual que se da en nuestro cuerpo, aunque también pueden provenir de fuentes externas. Todo ello se da de forma normal por el simple hecho de estar vivo. Es decir, son componentes y resultados de la actividad celular del organismo.

Concretamente y de forma muy simple, encontramos que en las mitocondrias, la parte de las células en las que se da el intercambio de nutrientes y oxígeno necesarios, se producen reacciones químicas que nos aportan la energía necesaria para que las células desarrollen su actividad. Pero, durante este proceso se da lugar a reacciones e intervienen ciertos componentes que hay que conocer para poder saber qué es este tipo de estrés que se da en las células. Así, a continuación te explicamos lo necesario para ello:

Oxidación

El oxígeno es vital para la vida, pero cada vez que respiramos para obtenerlo en nuestro cuerpo se dan diversas reacciones químicas, entre ellas la oxidación. Estas reacciones siempre dejan residuos como las especies reactivas o los radicales libres. Si no controlamos que el nivel de estos residuos siga siendo el normal y tolerable, comenzamos a sentirnos afectados, tenemos menos energía, envejecemos prematuramente y enfermemos más de lo normal, entre otras cosas.

Así, la oxidación es una reacción química en la que una molécula da un electrón a otra, la cual se llama agente oxidante, y de esta forma la primera molécula pierde estabilidad y se crean residuos. Este proceso lo vemos en cosas cotidianas como la fruta, pro ejemplo cuando dejamos un trozo de manzana cortado al aire y vemos que en poco rato se ha puesto de color marrón, es decir la manzana se ha oxidado.

Radicales libres

Son los residuos principales de la reacción del proceso natural de oxidación. Son moléculas inestables al tener un electrón libre y para tener estabilidad necesitan dar o parear el electrón a otra molécula. Al hacer esto dañan a otras moléculas y oxidan las células, alterando parte del organismo. Esto puede producir efectos degenerativos y de envejecimiento así como inflamación.

Antioxidantes

Estos nos ayudan a evitar alteraciones relacionadas con el envejecimiento del organismo a todos los niveles. Los antioxidantes actúan deteniendo las reacciones químicas que se dan durante la oxidación y, así, la generación de radicales libres descontrolada. Pero ¿cómo lo hacen? El proceso que siguen es oxidarse ellos mismos previniendo que las moléculas vecinas se oxiden.

Estrés oxidativo

Entonces, la definición de estrés oxidativo es que es un problema que se da cuando existe un desequilibrio entre los oxidantes y los antioxidantes. Así, cuando los oxidantes superan a los antioxidantes se produce este estado de estrés, pues el organismo se encuentra en desventaja a la hora de defenderse en esta situación.

Causas del estrés oxidativo

Aunque la oxidación es un proceso que se da por el oxígeno que respiramos y esto no podemos evitarlo, por lo que forma parte del proceso natural de estar vivos y envejecer, existen otros motivos externos que desequilibran la relación entre los agentes oxidantes y los antioxidantes. Estas son las principales causas de estrés oxidativo, principalmente se trata de fuentes de radicales libres, y muchas de ellas podemos evitarlas:

  • Fumar
  • Inhalar el humo del cigarrillo
  • Consumo de drogas, incluido el alcohol
  • Contaminación del aire de nuestro entorno
  • Radiación
  • Luz solar y otras luces UV
  • Consumir pocos antioxidantes o gastarlos muy deprisa

Síntomas del estrés oxidativo

Es bueno que conozcamos las señales que nos indican que padecemos este problema de salud. Por ello, a continuación, te comentamos cuáles son los principales síntomas de este tipo de estrés celular y, de esta, puedas actuar en cuanto los identifiques:

  • Piel menos tersa y flexible
  • Arrugas marcadas
  • Manchas en la piel
  • Ojeras
  • Cabello quebradizo
  • Tensión arterial alta
  • Insuficiencia cardíaca
  • Menos resistencia
  • Debilidad muscular
  • Rigidez
  • Dolor muscular y articular
  • Inflamación de las articulaciones
  • Inestabilidad emocional
  • Alteraciones y problemas en la memoria

Evidentemente, la mayoría de síntomas son relacionados con el envejecimiento normal del cuerpo, pero debemos alarmarnos cuando esto nos sucede de forma prematura o bien es muy marcado.

Enfermedades causadas por estrés oxidativo

Existen diversas enfermedades y afecciones que se han relacionado directamente o de forma secundaria con este problema. Algunas de las enfermedades relacionadas por estrés oxidativo:

  • Envejecimiento prematuro
  • Ateroesclerosis
  • Hipertensión
  • Otras enfermedades cardiovasculares
  • Cataratas
  • Otras enfermedades oculares
  • Insuficiencia renal
  • Asma
  • Otras afecciones del sistema respiratorio
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Cirrosis
  • Insuficiencia hepática
  • Alzheimer
  • Lupus
  • Cáncer

Recomendaciones para disminuir el estrés oxidativo

Para que te resulte más sencillo combatir este problema, te ofrecemos algunos consejos para disminuir el estrés oxidativo:

  1. Reduce al máximo tu exposición a los radicales libres de fuentes externas, como dejar de fumar o tomar menos el sol sin protección solar.
  2. Consume más alimentos ricos en antioxidantes para combatir los radicales libres.
  3. Consulta con tu doctor la posibilidad de seguir un tratamiento a base de antioxidantes si en tu caso es necesario.
  4. Acude al médico siempre que veas o sientas alguno de los síntomas comentados y explícale cuál es tu estilo de vida.
  5. Mejora tus hábitos tanto de alimentación como de ejercicio, horas de sueño, etcétera.
  6. Usa productos específicos para combatir algunos de los problemas más visibles que se dan en la piel y en el cabello, como cremas anti-edad. Esto debes hacerlo como algo complementario ya que por sí solo no solucionará el problema.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Causas del estrés oxidativo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre Causas del estrés oxidativo

¿Qué te ha parecido el artículo?

Causas del estrés oxidativo
1 de 4
Causas del estrés oxidativo