Compartir

Causas de la hiperhidrosis

Por Elia Tabuenca. Actualizado: 16 enero 2017
Causas de la hiperhidrosis

La sudoración excesiva o hiperhidrosis ocurre cuando una persona suda de manera excesiva y de forma aparentemente espontánea, es decir, sin que las temperaturas se hayan elevado o los nervios hayan provocado la aparición de sudor (situaciones normales en las que todo el mundo sudaría de forma más abundante de lo normal). Las personas que padecen este desajuste, tienden a empapar la ropa, algo que les puede provocar una situación de vergüenza o estrés social. Por este motivo, en unComo vamos a desvelarte algunas de las causas de la hiperhidrosis para que puedas entender el origen de esta afección y comenzar a tratarla cuanto antes.

También te puede interesar: Cómo tratar la hiperhidrosis
Pasos a seguir:
1

El sudor es un proceso normal para que nuestro cuerpo pueda transpirar y, así, mantener una temperatura corporal equilibrada. Pero cuando este proceso resulta ser excesivo es cuando hablamos de hiperhidrosis o sudoración excesiva. Lo que ocurre cuando sudamos es que la piel libera líquidos por las glándulas sudoríparas y, de esta manera, se logra que nuestro cuerpo esté a una temperatura aproximada de 37 grados.

Gracias al sudor, nuestro cuerpo refresca la piel y, por este motivo, cuando sudamos tenemos una sensación de calor porque en este momento se aumenta la temperatura para expulsar el exceso de líquido y equilibrarla. Las glándulas que liberan el sudor se encuentran en las manos, el rostro, las axilas y las plantas de los pies.

Causas de la hiperhidrosis - Paso 1
2

Para conocer las causas de la hiperhidrosis es importante que sepas que existen dos tipos de esta afección: la primaria y la secundaria. La primaria (también conocida como "focal") es la que se produce sobre todo en las axilas, la cabeza, la cara, los pies y las manos.

Este tipo de sudoración suele ser hereditaria y se empieza a experimentar durante los años de infancia, la causa exacta de esta condición es muy difícil de conocer puesto que intervienen factores genéticos y puede ocurrir sin otro tipo de desencadenante. El único factor que se conoce es que las glándulas sudoríparas tienen hiperactividad y, por este motivo, aparece el exceso de sudoración.

Causas de la hiperhidrosis - Paso 2
3

Sin embargo, cuando sí que hay causas de la sudoración excesiva entonces hablamos del segundo tipo de esta afección (que además de "secundaria" también se conoce como el nombre de "hiperdrosis generalizada"). Este tipo de afección suele involucrar a más partes del cuerpo y puede ser provocada por diferentes cuadros, entre los más frecuentes caben destacar:

  • La ansiedad
  • Estar padeciendo cambios hormonales (como la menopausia, la menstruación, etc.)
  • Si los niveles de glucosa en la sangre estás desequilibrados
  • Padecer tiroides hiperactiva
  • Sufrir de alguna enfermedad cardíaca
  • Padecer cáncer
  • Tomar un exceso de cafeína
  • Algunos medicamentos también pueden provocar un exceso de sudor como, por ejemplo, la aspirina o algunos tratamientos antidepresivos
Causas de la hiperhidrosis - Paso 3
4

Para poder tratar la hiperhidrosis existen diferentes métodos, dependiendo siempre de el paciente en particular. Por ejemplo, una de las maneras más habituales de paliar estos síntomas es usar antitranspirantes de venta libre ya que suelen contener sales de aluminio y, al aplicarlo en la piel, consiguen combatir el exceso de sudor bloqueando las glándulas. Este es el método más sencillo para poder tratar esta condición pero existen otras formas de hacerlo.

Por ejemplo, también es posible que el médico te recete una medicación oral que suelen prescribirse para un periodo concreto sin que se extienda demasiado en el tiempo puesto que pueden provocar algunos efectos secundarios. Este tipo de alternativa está pensada para hacer un tratamiento de choque y controlar que las glándulas sudoríparas actúen de un modo excesivo.

En unComo te detallamos otras formas de tratar la hiperhidrosis además de las ya mencionadas.

Causas de la hiperhidrosis - Paso 4
5

Pero además de estos tratamientos que te hemos indicado, debes saber que también existen alternativas naturales para tratar la hiperhidrosis. Por ejemplo, uno de los métodos más populares es usar bicarbonato de sodio para controlar la sudoración y, además, también para prevenir el mal olor que se genere sobre todo en los pies y las axilas. Para aprovechar sus beneficios, tan solo tendrás que preparar una pasta de bicarbonato con agua y aplicarla en la zona donde experimentes más sudor; deja que actúe 10 minutos y retíralo. Repite el proceso diariamente y notarás resultados.

Otro remedio es el aloe vera, una planta cuya pulpa es perfecta para reducir el sudor, además de combatir la formación de hongos en los pies o las axilas. Para aprovechar sus propiedades tan solo tendrás que aplicar la pulpa en las zonas donde tienes más tendencia a sudar y, preferiblemente, hacerlo por la noche para que la planta actúe durante más horas.

Si quieres más soluciones de este tipo de invitamos a leer nuestro artículo sobre remedios caseros para el sudor excesivo.

Causas de la hiperhidrosis - Paso 5

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Causas de la hiperhidrosis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Causas de la hiperhidrosis

¿Qué te ha parecido el artículo?

Causas de la hiperhidrosis
1 de 6
Causas de la hiperhidrosis

Volver arriba