Compartir

Causas de la enfermedad del beso

Por Olivia Gracia . Actualizado: 16 enero 2017
Causas de la enfermedad del beso

La mononucleosis infecciosa o, comúnmente conocida enfermedad del beso, es una dolencia infecciosa causada habitualmente por el virus de Epstein-Barr. La vía de transmisión es la saliva y se contagia al besarse, beber de la misma botella o el mismo vaso, comer del mismo plato, morder el mismo alimento, etc., que la persona infectada. Los síntomas más habituales son la fiebre y la inflamación de los ganglios linfáticos, por lo demás cursa parecida a una gripe o un resfriado. En este artículo de unComo.com te explicamos cuáles son las causas de la enfermedad del beso o mononucleosis infecciosa y de qué forma puedes mejorar sus síntomas.

También te puede interesar: Cuánto dura la enfermedad del beso

Síntomas de la enfermedad del beso

En un 50% de infectados no aparece ningún síntoma, por lo que la infección pasa desapercibida. No obstante, cuando se manifiesta los síntomas de la enfermedad del beso abarcan algunos parecidos a la gripe y otros más específicos a esta infección viral, que es mucho más común entre las personas jóvenes, especialmente en adolescentes de entre 15 y 17 años de edad:

  • Inflamación de los ganglios linfáticos: aunque la inflamación de los ganglios linfáticos es común en casi todas las infecciones por virus, en esta es muy habitual. Algunas personas se asustan por ello, pero debes tener en cuenta que la inflamación de tus ganglios linfáticos es una respuesta de tu sistema inmune a algún tipo de agresión, en este caso a la infección del virus.
  • Similares a la gripe: en otros casos los síntomas son similares a los de una gripe, pudiendo presentar tos, dolor de garganta o náuseas.
  • Síntomas inespecíficos: en ocasiones, los afectados pueden sufrir síntomas inespecíficos que dificultan el diagnóstico, como por ejemplo cansancio, náuseas e inapetencia.
  • Fiebre: generalmente, cuando el virus provoca síntomas, la fiebre es uno de ellos. No suele ser alta, aunque puede elevarse puntualmente.
  • Inflamación del bazo: otro síntoma común es la inflamación del bazo que suele ocurrir hacia el final del proceso y en el 50% de los casos.
  • Angina monocítica: en la mayoría de los pacientes se desarrolla una inflamación de las amígdalas como consecuencia de la infección.
  • Aumento del tamaño del hígado: en casos no tan frecuentes, algunos pacientes pueden sufrir un aumento en el tamaño del hígado que provoca dolor en la zona y, en ocasiones, pigmentación amarillenta de la piel (ictericia).

Además, de sebe tener en cuenta que el periodo de incubación puede durar hasta 50 días, siendo normalmente menor en el caso de niños o adolescentes.

Causas de la enfermedad del beso - Síntomas de la enfermedad del beso

Causas de la enfermedad del beso

Los factores causantes de la enfermedad del beso o mononucleosis infecciosa son ciertos tipos de virus. Lo habitual es que sea un tipo de virus el que la desencadene, aunque también existen otros que pueden provocarla.

Virus de Epstein Barr

Pertenece a la familia de los virus herpes. El nombre le viene de sus descubridores M.A. Eipstein e Y.M. Barr. El hallazgo se efectuó allá por el año 1964.

Citomegalovirus

Se trata de otro tipo de virus que puede provocar la enfermedad del beso o mononucleosis, aunque es mucho menos frecuente que el anterior. Puede permanecer en el cuerpo toda la vida, al igual que el virus de Epstein Barr, y puede ser asintomático.

Vía de contagio

La saliva es la vía de contagio más habitual, se propaga a través de ese fluido en personas portadoras del virus. Es posible que la portadora no sepa que lo es, ya que en muchas ocasiones no da síntomas. Otras vías de contagio menos frecuentes son las relaciones sexuales, una transfusión de sangre o compartir jeringuillas usadas.

Causas de la enfermedad del beso - Causas de la enfermedad del beso

Tratamiento de la enfermedad del beso

El tratamiento de la enfermedad del beso va dirigido al alivio de los síntomas. Al tratarse de síntomas generalmente de poca gravedad, pueden manejarse de forma sencilla. No está de más recordar que nunca debemos automedicarnos y que siempre tenemos que ir al médico ante cualquier malestar, ya que este es el único que debe determinar un diagnóstico y posterior tratamiento.

Por lo general, los más habitual es administrar antipiréticos para bajar la fiebre, recomendar reposo y tranquilidad. Uno de los síntomas más comunes y que preocupan más a los afectados es la inflamación de los ganglios linfáticos, que en ocasiones pueden llegar a alcanzar el tamaño de un huevo. Es una reacción normal que indica que existe una infección en nuestro organismo. Los antipiréticos y el reposo ayudarán a bajar la inflamación y la molestia que esto ocasiona.

Existen algunos síntomas más graves que ocurren con poca frecuencia y que pueden requerir un tratamiento específico como el engrosamiento del hígado o del bazo.

El 50% de los infectados por los virus causantes de la patología no presentan absolutamente ningún síntoma, en cuyo caso no es necesario medicarlos. Te aconsejamos ampliar esta información consultando el artículo Cómo tratar la enfermedad del beso.

Causas de la enfermedad del beso - Tratamiento de la enfermedad del beso

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Causas de la enfermedad del beso, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Escribir comentario sobre Causas de la enfermedad del beso

¿Qué te ha parecido el artículo?

Causas de la enfermedad del beso
1 de 4
Causas de la enfermedad del beso

Volver arriba