Compartir

Cambios en el sistema cardiovascular de la mujer embarazada

Por Borja Lopez. Actualizado: 16 enero 2017
Cambios en el sistema cardiovascular de la mujer embarazada

Con el embarazo se producen una serie de modificaciones anatómicas y funcionales que abarcan en mayor o menor grado y casi sin excepción a todos los órganos y sistemas. Estos cambios representan la respuesta del organismo materno a una adaptación y mayor demanda metabólica impuesta por el feto. El conocimiento de estas modificaciones tiene importancia, porque podrían interpretarse erróneamente como desviaciones patológicas. A continuación se describirán los cambios cardiovasculares de la embarazada.

Pasos a seguir:
1

El volumen minuto de una mujer embarazada normal aumenta de 4,5 lt/min (valor promedio normal de una mujer no embarazada) a 6 lt/min.

2

Este incremento de 1,5 lt/min se registra durante las primeras 10 semanas de gestación, manteniendose hasta el término. Depende del aumento de la frecuencia cardíaca y del volumen sistólico.

3

La frecuencia cardíaca puede incrementarse entre 15 y 20 latidos por minuto.

4

Este valor debe ser tomado con la embarazada en reposo en decúbito lateral, entre las contracciones uterinas y fuera del trabajo de parto. La variación es amplia por la acción de muchos estímulos.

5

De acuerdo con la citada elevación del volumen minuto y de la frecuencia cardíaca materna, la cantidad de sangre expulsada por el corazón (volumen sistólico) en cada contracción se hallará también aumentada.

6

El aumento del volumen minuto y de la oferta de oxígeno a los tejidos es proporcionalmente mayor que el aumento de su consumo. Este hecho hace que regrese una mayor cantidad de oxígeno al corazón por la circulación venosa, disminuyendo su diferencia arteriovenosa.

7

Las presiones sistólicas y diastólicas descienden en la primera mitad de la gestación en 5 a 10 mmHg. Hacia el término alcanzan los valores pregravídicos.

8

Todo ascenso de la presión sistólica por encima de 140 mmHg y/o de la diastólica por arriba de 90 mmHg debe ser investigado y corregido.

9

Cuando los valores de la presión diastólica y sistólica están por debajo de 55 y 95 mmHg, respectivamente, también pueden presentarse complicaciones fetales.

10

Durante el trabajo de parto las contracciones uterinas provocan un ascenso de la presión arterial sistémica sistólica y diastólica (10 – 12 mmHg).

11

La resistencia al flujo sanguíneo, que se calcula a partir del volumen minuto y de la presión arterial media, se encuentra disminuida.

12

La presión venosa aumenta en el sector por debajo del diafragma, en especial en los miembros inferiores. A partir de la 30ª semana de embarazo es un hecho de observación constante.

13

Este aumento de la presión venosa contribuye a la formación de várices en piernas, vulva y vagina, y de hemorroides; interviene además en la formación del edema de los miembros inferiores.

14

El corazón se desplaza hacia arriba y adelante; aumenta el área cardíaca sin hipertrofia; pueden aparecer soplos funcionales sin alteración orgánica y sin insuficiencia funcional.

15

A nivel electrocardiográfico puede comprobarse desviación del eje eléctrico hacia la izquierda (15ª aproximadamente) y onda T y segmento ST aplanados; menos frecuentes son el bajo voltaje del complejo QRS y la aparición de ondas Q profundas.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cambios en el sistema cardiovascular de la mujer embarazada, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la Familia.

Consejos
  • El embarazo debe ser controlado por un médico, para prevenir factores de riesgo, tanto para la madre, como para el bebé.
  • Si bien estas modificaciones son normales, ante cualquier duda o temor, consulte un médico.

Escribir comentario sobre Cambios en el sistema cardiovascular de la mujer embarazada

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cambios en el sistema cardiovascular de la mujer embarazada
Cambios en el sistema cardiovascular de la mujer embarazada

Volver arriba