Cómo tratar la gastritis

La gastritis es una de las afecciones del sistema digestivo más frecuentes entre la población. Ocurre cuando la mucosa gástrica o el revestimiento interno del estómago se inflama o se irrita debido a diferentes factores, pues puede estar causada por malos hábitos alimentarios, por una ingesta excesiva de alcohol, por algunos medicamentos o por infecciones bacterianas, entre otras condiciones como veremos a lo largo de este artículo. A pesar de que en muchos casos, la gastritis puede desaparecer de forma espontánea, sus síntomas pueden llegar a ser muy molestos y perjudicar al bienestar del afectado. Cuando estos síntomas son persistentes e intensos, es necesario visitar al médico para iniciar el tratamiento adecuado y saber qué hábitos de vida ayudarán a curar esta enfermedad. Sigue leyendo este artículo de unComo para informarte acerca de cómo tratar la gastritis médica y naturalmente.

Whatsapp 1 Twitter 6 Google +
Instrucciones
  1. En primer lugar, es conveniente diferencia entre lo que se denomina gastritis aguda y gastritis crónica. La primera de ellas es un tipo de gastritis en la que los síntomas se presentan durante un periodo corto de tiempo (no más de 2 semanas, aproximadamente); mientras que en la segunda la inflamación del revestimiento del estómago persiste de forma permanente y puede llegar a padecer durante meses o años, provocando la destrucción progresiva de la mucosa.

    Una vez conocidos los dos tipos de gastritis que se pueden padecer, veamos cuáles son las causas más comunes de esta afección, así como los factores que pueden llevar a su desarrollo:

    • Infecciones del estómago causadas por la bacteria helicobacter pylori.
    • Consumo excesivo de bebidas alcohólicas o drogas.
    • Toma de algunos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos durante un periodo de tiempo prolongado.
    • Malos hábitos alimenticios.
    • Padecer de estrés y/o ansiedad.
    • Sufrir de reflujo biliar.

    Otras condiciones menos comunes que también pueden causar gastritis son traumatismos, enfermedades autoinmunológicas o insuficiencia renal.

  2. Hay muchos casos en los que los pacientes de gastritis no presentan ningún tipo de síntoma y la gastritis es diagnosticada mediante la realización de una endoscopia debido a otra razón. Ahora bien, cuando sí que se manifiestan, estos pueden variar mucho de una persona a otra, ya que en gran medida dependerá de la afección o factor que haya causado la inflamación de la mucosa.

    A continuación, detallamos los síntomas de la gastritis que se pueden experimentar:

    • Dolores abdominales.
    • Gases o flatulencias.
    • Náuseas y vómitos.
    • Acidez estomacal.
    • Sensación de estar lleno.
    • Falta de apetito.

    En aquellos pacientes en los que la gastritis ha llegado a ocasionar sangrado del revestimiento del estómago, además pueden presentar heces oscuras o negras y vómitos con sangre.

  3. Ante cualquiera de los anteriores síntomas, se debe consultar con el médico para someterse a las pruebas oportunas y comprobar si se padece de gastritis. El tratamiento de esta afección dependerá en cada caso de la causa que la esté ocasionando, por lo que cada paciente recibirá un tratamiento completamente personalizado.

    Para tratar la gastritis y aminorar los síntomas que provoca, es posible que se recete la toma de algunos fármacos, como los siguientes:

    • Antiácidos: medicamentos indicados para neutralizar el ácido en el estómago.
    • Bloqueadores de histamina 2 (H2): sirven para reducir la secreción ácida del estómago.
    • Inhibidores de la bomba de protones (IBP): mantienen un pH adecuado en el estómago y ayudan así a reducir los síntomas de la gastritis.

    Es importante tomar estos medicamentos tal y como lo haya indicado el médico, pues en algunos casos se puede recetar una combinación de los mismos.

    En los casos en los que la gastritis está causada por una infección de helicobacter pylori, es posible que el tratamiento consista en la toma de los fármacos anteriores, además de dos medicamentos antibióticos con el fin de acabar con la bacteria responsable. En el siguiente artículo puedes ver cuáles son todos los síntomas del helicobacter pylori.

    Por otro lado, si la inflamación de la mucosa gástrica es consecuencia de la toma excesiva o prolongada de antiinflamatorios no esteroideos, el médico recomendará dejar de tomarlos o sustituirlos por otro tipo de fármacos que tengan un efecto similar.

  4. Además de los tratamientos médicos, es conveniente que el paciente con gastritis realice una serie de cambios en sus hábitos de vida para no agravar la inflamación o irritación del estómago. Especialmente, se debe seguir una dieta blanda rica en alimentos ligeros y suaves, descartando por el contrario aquellos que pueden resultar irritantes y dificultar las digestiones.

    Están permitidos alimentos como las carnes magras sin grasa, los pescados, las patatas cocidas, el arroz blanco, las verduras no flatulentas, el pan blanco tostado, la pechuga de pavo o el jamón cocido, los lácteos desnatados, las frutas sin piel o cocidas, los huevos pero no fritos, etc. Por el contrario, se deben apartar de la dieta las bebidas con cafeína o alcohólicas, los dulces y la bollería, los lácteos enteros, las frutas cítricas, las carnes altas en grasa, las comidas fritas, los vegetales flatulentos y los alimentos picantes o muy condimentados.

    Hay algunas recomendaciones que también conviene tener en cuenta a la hora de degustar los alimentos en caso de gastritis. Así, es importante realizar 5 comidas ligeras al día, comer lento y sin estrés, no beber mucho líquido durante las comidas, evitar las comidas muy calientes o frías y esperar al menos unas 2 horas antes de tumbarse para que la digestión no se vea dificultada.

    Si deseas ampliar esta información, puedes consultar el artículo Cómo comer si tengo gastritis.

  5. Determinados síntomas de la gastritis, como la acidez estomacal, la irritación, los gases y los dolores abdominales también se pueden aliviar haciendo uso de algunos remedios naturales.

    Entre ellos, destacan las infusiones de manzanilla, boldo, jengibre, fenogreco, regaliz, el consumo de gelatina fría o el jugo de aloe vera. Descubre estas y otras opciones aliviadores en los artículos Cómo curar la gastritis con remedios naturales y Las mejores infusiones para la gastritis, así sabrás de qué forma debes consumir cada uno de ellos.

  6. Este artículo es meramente informativo, en unComo.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

    Si deseas leer más artículos parecidos a cómo tratar la gastritis, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud gastrointestinal.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo tratar la gastritis:


Vídeos destacados
Aperitivos y Tapas Los perros Tutoriales para dibujar Manga Manualidades caseras fáciles de hacer - DIY