Cómo tratar el forúnculo

Un forúnculo es una especie de nódulo que aparece bajo la piel, llenándose de pus, cuando se produce una infección por bacterias en un folículo piloso. Esta afección suele estar causada por la bacteria del estafilococo y, aunque puede manifestarse en cualquier persona, son más frecuentes en pacientes con diabetes, con un sistema inmunológico debilitado, que siguen una mala alimentación o una inadecuada rutina de higiene. Sea cual sea el motivo, es necesario reparar en su sanación e intentar remitir las molestias que generan, y para ello te invitamos a seguir leyendo este artículo de unComo en el que te explicamos cómo tratar el forúnculo con precisión.

Whatsapp 2 Twitter 1 Google +
Instrucciones
  1. Aunque los forúnculos pueden manifestarse en cualquier parte del cuerpo, lo cierto es que son mucho más frecuentes en zonas como la cara, el cuello, las axilas, las nalgas o la zona superior de las piernas y, en definitiva, en aquellas áreas con vello que suelen sudar más regularmente o que reciben una constante fricción. En un inicio, el forúnculo se presenta como una protuberancia rojiza muy pequeña y dolorosa que con el paso de los días se va inflamando y llenándose de pus, pudiendo llegar a alcanzar un gran tamaño. Finalmente, aparece una especie de punto blanco o amarillento en su superficie que acabará rompiéndose favoreciendo que todo el pus drene hacia el exterior y que las molestias vayan cesando.

  2. A pesar de que hay muchos forúnculos que por su reducido tamaño pueden curarse mediante algunos remedios naturales, que indicaremos más adelante, es muy importante visitar al médico cuando, por el contrario, la protuberancia sea de grandes dimensiones o se perciba que empeora cada vez más, así como si va acompañada de fiebre u otros síntomas. Y la consulta a un especialista resulta imprescindible, pues en muchas ocasiones para tratar forúnculos grandes y prominentes es necesario hacer una incisión para que todo el pus acabe drenando por completo, así como la toma de antibióticos para curar la infección bacteriana.

  3. A la hora de tratar el forúnculo más pequeño y para el que no es necesaria una intervención quirúrgica, se pueden emplear algunos remedios naturales que ayudarán a aliviar las molestias, estimular la drenación del pus y acelerar la cicatrización. Uno de los más reconfortantes es aplicar sobre el área afectada unas compresas de agua caliente unas dos o tres veces al día hasta que sane por completo. Y una vez se cure, será esencial limpiar bien la zona con un jabón antibacterial, colocar una crema curativa y usar vendas para que no vuelva a infectarse.

  4. La leche es un producto que también puede ayudarte a curar los forúnculos de forma más rápida, y además proporciona alivio inmediato. Lo mejor es humedecer un cataplasma con una mezcla de leche hervida y 2 cucharadas pequeñas de sal. Deja que este repose sobre la zona de la lesión durante 15 o 20 minutos y repite el procedimiento durante varias veces a lo largo del día.

  5. Otro de los remedios más populares para tratar los forúnculos es la cúrcuma, y es que esta especia amarilla de origen oriental resulta ser un poderoso antiséptico natural y puede ayudar a drenar el pus. Tan solo debes preparar una pasta a base de cúrcuma con agua y aplicarla a modo de cataplasma sobre el forúnculo tres veces al día.

  6. Tanto el ajo como la cebolla son ingredientes antisépticos que favorecen la eliminación de las infecciones bacterianas. Y en el caso de los forúnculos, se convierten en buenos aliados para desinflamar la zona y estimular la secreción del líquido que contienen en su interior. Debes aplicar un poco de jugo de ajo o cebolla sobre el forúnculo unas dos veces al día para notar los resultados.

    Estos son solo algunos de los mejores métodos naturales a los que puedes recurrir para lograr que el forúnculo sane más rápido, pero puedes descubrir muchos más en el artículo Remedios caseros para los forúnculos.

  7. Mientras la protuberancia y la infección estén presentes, es necesario tomar en cuenta algunas recomendaciones como:

    • No tocar ni presiona el forúnculo tratando de reventarlo, pues la infección podría extenderse hacia otras zonas.
    • Mantener la zona siempre limpia aplicando un poco de yodo con un algodón en la piel de alrededor unas tres veces al día.
    • Lavarse muy bien las manos después de tocar el forúnculo.
    • Acudir al médico con urgencia en caso de observar que el forúnculo aumenta de tamaño considerablemente o aparece enrojecimiento en la zona que lo rodea.
  8. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo tratar el forúnculo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud de la piel o te suscribas a nuestro boletín de novedades.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo tratar el forúnculo:


3 comentarios


29-11-2013 dice:
Me salio uno al costado derecho de la nariz y me deformo la cara, la parte derecha de la nariz y boca se me cayeron por favor ayúdenme!!
08-10-2013 dice:
tengo una bolita que parece de grasa cerca al pómulo soy Psicologo y deseo tratarme con alguna medicina natural o química, no se si es un forúnculo por cuanto no hay enrojecimiento ni dolor no hay por donde extirparlo y a mi parecer crece con lentitud; y ya es como un mes de su aparición que me recomienda Dr vivo en unza zona de la costa y soy de la sierra.. Gracias
21-05-2012 dice:
hola yo tengo uno y me estoy curando con el remedio q me dieron y curando continuamente con limpieza ,espero q se me cure pronto ya q esta en la espalda