Cómo limpiar la garganta

Muchas veces la mucosidad de acumula en nuestra garganta haciendo que nos sea difícil tragar y respirar. Puede que sea por un resfriado o por causa de una alergia, el hecho es que es importante limpiar la zona para despejar la mucosidad y poder volver a respirar con normalidad. Hay algunos trucos que pueden ayudarte a conseguir que tu garganta esté limpia y en unComo vamos a detallártelos además de indicarte algunos remedios caseros que funcionan a la perfección. Sigue leyendo ya aprenderás cómo limpiar la garganta en sencillos pasos.

Whatsapp 1 Twitter 5 Google +
Instrucciones
  1. Uno de los remedios más eficaces para limpiar la garganta es hacer gárgaras con agua y sal. Este ingrediente conseguirá desinfectar la zona y aclarar la mucosidad con la ayuda del agua templada que la hará más blanda y, por tanto, conseguirá eliminarse con mayor facilidad. Para llevar a cabo este remedio tan solo tendrás que mezclar media cucharadita de sal en una taza de agua tibia, remover y hacer gárgaras con esta mezcla. Repite este procedimiento 3 veces al día y notarás cómo los mocos desaparecen.

  2. Uno de los remedios naturales más idóneos para tratar los resfriados es el jengibre. Esta planta contiene propiedades antivirales y una gran capacidad expectorante que permiten la expulsión de la mucosidad de la garganta y de la nariz. Por tanto, para conseguir limpiarla tendrás que añadir un poco de jengibre a tu día a día echando un poco de su ralladura en las ensaladas o, si lo prefieres, puedes preparar una infusión que te ayude a limpiar tu cuerpo. En este artículo de unComo te contamos cómo usar el jengibre para el resfriado.

  3. Uno de los síntomas de la garganta con mucosidad es que ésta termine irritada y adolorida al toser e intentar expulsar de forma natural los mocos. Por tanto, también es importante que puedas calmar el dolor de la garganta a la vez que deshaces la mucosidad y esto lo puedes hacer gracias a las propiedades medicinales del limón. La vitamina C del cítrico contiene propiedades que trabajan para desinfectar el organismo y eliminar las bacterias; la miel tiene también componentes antibacterianos por lo que mezclar ambos ingredientes consigues un remedio natural muy eficaz para despejar la garganta.

    Para hacerlo tan solo tendrás que mezclar agua tibia con el jugo de un limón y disolver 1 cucharadita de miel. Tómalo 2 veces al día con el agua caliente y conseguirás deshacer la mucosa. En unComo te descubrimos los beneficios del limón con miel.

  4. El ajo es también un aliado infalible para tratar las enfermedades puesto que se trata de un antibiótico natural. Por tanto, si quieres limpiar la mucosidad de la garganta puedes llevar a cabo un tratamiento que consiste en:

    • 3 dientes de ajo
    • 1/2 vaso de agua

    Tendrás que pelar los ajos y machacarlos con un tenedor o con una trituradora. Después tendrás que mezclarlo con agua y licuarlo para que quede un líquido ideal para ser ingerido. Lo más recomendado es que calientes un poco la mezcla para que, el calor del agua, consiga deshacer los mocos y eliminarlos más fácilmente. Bebiendo este agua 2 o 3 veces al día conseguirás quitar las bacterias y despejar tu cuello.

  5. Bebe mucha agua. Es uno de los métodos más infalibles para poder disfrutar de una garganta limpia y sin mocos. La hidratación interna consigue limpiar los conductos y dotar a nuestro cuerpo de la hidratación que necesita para trabajar a toda máquina. Así que toma de 1.5 a 2 litros de agua al día para conseguir estar en una salud óptima y libre de resfriados.

  6. Del mismo modo que te hemos dado algunos consejos para limpiar la garganta, también tienes que saber qué es lo que puede empeorar tu situación. Así pues, es importante que mientras esté con esta afección evites hacer lo siguiente:

    • No fumes: el tabaco ensucia aún más la zona de la garganta y no permite que se limpie con naturalidad.
    • Tomar productos lácteos: la grasa de los lácteos hace que las mucosidades se hagan más espesas por lo que conseguirá que sea más difícil expulsarlas.
    • No te expongas a productos irritantes (esmaltes, pintura, lejía, etc.): los aromas tóxicos que desprenden aumentan la flema de tu garganta e introducen elementos tóxicos en el organismo.
    • No comas fritos: los productos grasos hacen que los mocos se hagan más espesos y por tanto sea más complicado eliminarlos.
  7. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo limpiar la garganta, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades en nariz y boca o te suscribas a nuestro boletín de novedades.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo limpiar la garganta:


Vídeos destacados
Smartphones Vídeo Recetas ¡Sorpresas! Personajes de Inside Out (Intensa Mente / Del Revés)