Cómo identificar el trastorno reactivo de la vinculación de la infancia


Cómo identificar el trastorno reactivo de la vinculación de la infancia
El trastorno reactivo de la vinculación de la infancia o la niñez surge como consecuencia del descuido que tienen los cuidadores del niño en relación al cuidado de sus necesidades emocionales y físicas, fundamentalmente, durante los primeros meses de vida. Este trastorno inicia antes de los 5 años de vida y se caracteriza por la dificultad que presenta el niño para establecer lazos social y mantenerlos, por la inhibición social e hipervigilancia o por el contrario por la desinhibición extrema. Su curso y duración dependen de la privación psicosocial que el niño experimente y de la intervención que se realice.  A continuación les presentaremos, cómo identificar el trastorno reactivo de la vinculación de la infancia o la niñez.
Instrucciones
  1. Relaciones sociales. Los niños con trastorno reactivo de la vinculación de la infancia o la niñez presentan grandes dificultades en lo que refiere al desarrollo de las habilidades sociales, las cuales son inadecuadas para la edad del niño. Este trastorno comienza antes de los 5 años de edad y se puede manifestar por una inhibición extrema o por el contrario por la desinhibición.
  2. Tipo inhibido. En estos casos, los niños se muestran hipervigilantes y excesivamente tímidos. La característica principal, es la dificultad e incapacidad para iniciar y mantener relaciones sociales adecuadas para su edad. Otra característica de este tipo, es la ambivalencia, los niños suelen por momentos intentar el acercamiento a las personas pero luego evitan todo tipo de contacto.
  3. Tipo desinhibido. Los niños que presentan el tipo desinhibido, suelen relacionarse indiscriminadamente con todas las personas, sin hacer ningún tipo de discriminación o elección de las personas con las cuales se vinculan. En estos casos, los niños suelen relacionarse con extraños y con conocidos con excesiva confianza.
  4. Causa. Este trastorno se desarrolla debido a una falta de atención a la crianza del niño, que involucra los cuidados emocionales y los cuidados físicos. También, suele ser una causa frecuente, los cambios continuos de cuidadores primarios del niño, como por ejemplo, en el caso, de cambios de hogares adoptivos.
  5. Problemas relacionados. El trastorno reactivo de la vinculación de la infancia o la niñez puede estar asociado a trastornos alimenticios, trastorno de pica o rumiación. El niño puede presentar malnutrición, retraso en el crecimiento, etc. También es frecuente, que presenten depresión y ansiedad.
  6. Frecuencia. Este trastorno es poco frecuente y es necesaria la realización de varios estudios clínicos para ser diagnosticado. La característica definitoria es una crianza patogénica que genera en el niño este tipo de reacción ante la situación.
  7. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo identificar el trastorno reactivo de la vinculación de la infancia, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Desórdenes mentales o te suscribas a nuestro boletín de novedades.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo identificar el trastorno reactivo de la vinculación de la infancia:


Vídeos destacados
Envolver regalos Decorar pasteles con fondant Masajes y estiramientos Cómo resolver problemas matemáticos