Cómo ejercitarse después de un infarto


Cómo ejercitarse después de un infarto

Tras superar un infarto, es momento de incorporar importantes cambios en la rutina con el fin de vivir de forma mucho más saludable, protegiendo siempre el corazón. Uno de los hábitos más recomendados por los médicos es dejar a un lado la vida sedentaria e incorporar el ejercicio físico moderado a la rutina diaria. Sin embargo muchos pacientes temen realizar actividades que impliquen un determinado esfuerzo para su corazón, pero existen muchas alternativas ideales. En unComo.com te explicamos cómo ejercitarte después de un infarto.

Foto: www.vitonica.com

Instrucciones
  1. Practicar ejercicio moderado con frecuencia es una de las recomendaciones principales para mantener saludable el corazón, especialmente cuando se ha sufrido un infarto. La actividad física ayuda a fortalecer el corazón, reducir el colesterol y mejorar la circulación sanguínea, por lo que resulta importante que, una vez nuestro médico nos de la aprobación, comencemos a practicar ejercicio regular de forma moderada.

    A menos que se cuente con un desgaste severo, todos los pacientes que han superado un infarto pueden practicar ejercicio físico, sin embargo es muy recomendable que antes de llevar a cabo un deporte específico hables antes con tu doctor.

  2. Al principio deberás comenzar poco a poco, con el fin de ir aumentando la resistencia a medida que ganas práctica y fuerza. En promedio debes realizar al menos media hora de actividad física diaria.

  3. Después de un ataque al corazón, un excelente ejercicio para comenzar la actividad física es caminar. Se trata de una actividad de bajo impacto que resulta muy beneficiosa para este órgano.

    Para comenzar puedes hacerlo todo al mismo paso, luego ir alternando entre un ritmo acelerado con un paso más tranquilo, hasta que llegue el momento en que puedas soportar casi el entrenamiento entero caminando de forma apresurada.

  4. Caminar es un entrenamiento ideal para quienes han sufrido de un infarto, pero además puede complementarse con otros deportes, siempre y cuando tu médico dé la aprobación.

    La natación es sin duda uno de los mejores, ya que no implica un gran esfuerzo para las articulaciones, mejora de forma notable la circulación y resulta perfecto para mantener nuestro corazón saludable.

  5. Otra alternativa interesante, siempre y cuando no sufras de las rodillas es el tenis y el pádel, ambas excelentes opciones cardiovasculares que resultan muy buenas después que se ha sufrido de un infarto. Puedes practicar éstos deportes un par de veces a la semana, siempre complementándolos con las caminatas.

    El golf también de aportará beneficios debido a su bajo impacto, sobre todo si aprovechas su practica para caminar un poco.

  6. Si te apuntas en un gimnasio, puedes usar varias de las máquinas aptas para el ejercicio cardiovascular que se encuentran normalmente en estos centros: la caminadora, la elíptica, la bicicleta estática, la escaladora y la máquina de remo son excelentes alternativas para ejercitarse después de un infarto.

  7. En cuanto al sexo, y ya que se trata de un ejercicio moderado, es completamente recomendable que vuelvas a establecer una rutina de intimidad. Para conocer más cómo hacerlo, te invitamos a consultar nuestro artículo sobre cómo tener sexo después de un infarto.

    Y recuerda que no solo se trata de practicar ejercicio moderado, saber cómo comer tras un ataque al corazón, es igualmente importante y necesario para mantener nuestra salud cardiovascular. Ante cualquier duda, consulta siempre a tu médico.

  8. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo ejercitarse después de un infarto , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades del corazón o te suscribas a nuestro boletín de novedades.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo ejercitarse después de un infarto :


Vídeos destacados
Envolver regalos Decorar pasteles con fondant Masajes y estiramientos Cómo resolver problemas matemáticos