Cómo aplicar un medicamento por vía subcutánea


Cómo aplicar un medicamento por vía subcutánea
La vía subcutánea es una de las cuatro vías parenterales que existen para la  inyección de medicamentos.  Clásicamente, esta vía estaba representada por la administración de insulina, heparina y vacunas.  Sin embargo, con la incorporación del cuidado del enfermo terminal, las utilidades del acceso subcutáneo se han ampliado considerablemente. A la hora de administrar una medicación se debe de actuar sistemáticamente, cumpliendo una serie de pasos: preparar el material necesario, preparar el medicamento, elegir el lugar de inyección, administrar el medicamento. Los pasos a seguir a la hora de ejecutar la inyección subcutánea son los siguientes:
Instrucciones
  1. Antes de realizar cualquier procedimiento hay que lavarse las manos y enfundarse unos guantes, que en este caso no es preciso que sean estériles. Muchos de los medicamentos que se administran subcutáneamente ya vienen precargados.
  2. Antes de inyectar el medicamento hay que desinfectar la piel. Para ello se aplica una gasa impregnada de antiséptico en el centro de la zona elegida.
  3. Posteriormente y con un movimiento que dibuje una espiral hacia fuera, se abarca un diámetro de unos 5 cm. Con ello “se barren” hacia el exterior los gérmenes de esa zona de la piel, cosa que no se consigue si el movimiento que le imprimimos a la gasa es de derecha a izquierda o de arriba abajo.
  4. Con la mano no dominante, pellizcar la piel del paciente, formando un pliegue de unos 2 cm.
  5. Coger la jeringuilla con el pulgar y el índice de la otra mano.
  6. Colocar la aguja formando un ángulo de 45 grados con la base del pliegue que hemos formado.
  7. El bisel debe de mirar hacia arriba.
  8. Clavar la aguja en la base del pliegue e introducirla unos 3-4 mm.
  9. Aspirar, para ver si hemos conectado con un vaso. En caso afirmativo, debemos extraer la aguja y pinchar nuevamente en otro lugar.
  10. Soltar el pliegue e introducir lentamente el medicamento.
  11. El fundamento de estas dos acciones es que con ellas se disminuye el dolor que causa el procedimiento.
  12. Una vez inyectada toda la sustancia, retirar la aguja.
  13. No se debe masajear la zona.
  14. Se puede dejar una gasa en el lugar de punción, por si refluye algo de líquido. Para evitar ese posible reflujo, a la hora de cargar la medicación en la jeringuilla podemos añadir 0,1 ml de aire y asegurarnos de que éste queda posterior al líquido a administrar. Así, a la hora de realizar la inyección, el aire forma una burbuja-tapón que impide que salga el medicamento.
  15. Si deseas leer más artículos parecidos a cómo aplicar un medicamento por vía subcutánea, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Productos farmacéuticos.
Necesitas
  • guantes
  • torunda o algodón
  • antiséptico
  • jeringa
  • medicamento
Consejos
  • En el caso de los diabéticos, dado que se inyectan insulina al menos una vez al día, se debe de rotar la zona de punción, para así evitar las lesiones cutáneas. Por otro lado, con las jeringuillas precargadas no se puede formar un ángulo de 45 grados al clavar la aguja en la piel. El ángulo que se emplea es de 90 grados.
  • Éste tipo de procedimiento lo debe hacer una persona entrenada o personal de salud.

Comenta, opina, pregunta sobre cómo aplicar un medicamento por vía subcutánea:


                

1 comentario


31-07-2013 soledad dice:
hola les queria preguntar y que me respondan que pasa. soy extraccionista de laboratorio y tube un vecino q por un problema de salud me pidio q l realice una aplicacion subcutanea (el esta enfermo) yo le dije que si . yo se la aplique como una intradermica angulo de 15 y en realidad ve en angulo de 45 pasa algo ? le hace efecto?
Vídeos destacados
Asesoría de imagen Técnicas de depilación Jugos naturales Consejos de hípica